Encontraron dos bombas frente a la Central de Policía y acusan al Partido Obrero

País 06/01/2018
El hecho sucedió durante la noche de este viernes en la ciudad de Buenos Aires. El jefe de la Policía Federal dijo que a través de las cámaras identificaron al responsable.
explosivos @eldestape
Desde el PO presentarán una demanda contra Bullrich por la acusación. - Foto: @eldestape

Personal de la Brigada de Explosivos de la Policía Federal Argentina (PFA) detonó dos bombas caseras encontradas este viernes por la noche debajo de un carro de asalto de la Guardia de Infantería, frente al Departamento Central de Policía. Las mismas fueron atribuidas al Partido Obrero que negó el hecho.

El jefe de la PFA, el comisario general Nestor Roncaglia, aseguró que "ya vimos por las cámaras quien puso la bomba", y admitió que el autor actuó "a cara descubierta". Por su parte, a través de un comunicado de prensa, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, manifestó su "enérgico repudio".

Además, alentó "a todos los partidos democráticos a repudiar este accionar violento y fuera de la democracia y los márgenes de la ley". Mientras que Roncaglia aseguró que se trató de "un atentado al patrimonio nuestro" y evaluó el peligro que podía haber provocado ya que el lugar donde fue dejado es "la continuación de la bicisenda, donde van todos los días chicos en bicicleta y si llega a estallar tranquilamente va a herir a un persona".

De acuerdo al informe de la PFA, los explosivos de elaboración casera constaban de tres tanques, tipo cilindros, conteniendo gas butano con pólvora, lo que le da una gran capacidad de daño y de incendio.

Además, se indicó que junto a los explosivos se encontraron unos "panfletos" de metal con la inscripción del Partido Obrero, donde se reclamaba "libertad a los argentinos presos en Congreso", porque si no "los ataques seguirán".

Roncaglia explicó: "Es un panfleto metálico, porque si hubiera sido de papel se hubiera prendido fuego, así que se tomaron el trabajo de dejar el mensaje en un metal y dejarlo adherido al explosivo".

El jefe policial aclaró: "Nosotros no estamos acusando a nadie, es más, llama la atención que en una amenaza así pongan la firma del autor".

"Es una provocación", dijeron desde el PO

Por su parte, el legislador porteño y dirigente nacional del Partido Obrero (PO), Marcelo Ramal, dijo a Télam que el artefacto encontrado frente al departamento de Policía "es en primer lugar una provocación contra el propio Partido Obrero, contra su lucha, contra su historia".

"Jamás llevamos adelante acciones de este tipo y el único objetivo que tiene es ensuciar y ensombrecer la lucha que nuestro partido está llevando adelante por la libertad de militantes detenidos por haberse movilizado contra la reforma jubilatoria y en general por la movilización que lleva adelante el PO y toda la izquierda contra el ajuste del Gobierno", afirmó.

"Rechazamos esta patraña, esta construcción y esta acusación completamente miserable y alertamos sobre el hecho de que se pretenda construir algún tipo de acusación con un mínimo de seriedad contra el PO, que la vamos a rechazar del mismo modo que hemos defendido nuestra historia, nuestro programa y nuestra lucha por más de cincuenta años", agregó.

Según informaron fuentes de la comisaría 6°, el hecho ocurrió cerca de las 17,30 cuando "un bombero de civil tomó servicio por (la calle Virrey) Cevallos cuando sintió olor a pólvora y pudo notar que debajo de un móvil de contención (carros de asalto de la Guardia de Infantería) había dos paquetes sospechosos, dando aviso".

Inmediatamente, efectivos de la Brigada de Explosivos de la PFA pusieron en marcha el protocolo previsto para estos casos y en la intersección de Virrey Cevallos y Belgrano "hicieron detonar" los explosivos.

Te puede interesar