La combinación sanjuanina: calor seco sin críticas a la Selección

La ciudad cuyana disfruta de la visita de Messi y Argentina, acostumbrada a soportar las elevadas temperaturas. Todos quieren ganar y se que se repita la localía en el futuro.
Ver galería
1 / 2 - El San Juan del Bicentenario, con los primeros habitantes - La Nueva Mañana

La calurosa y seca tarde sanjuanina invita a gozar de una pileta o de algún refresco a la sombra, mientras el sol sin piedad alumbra y castiga a los transeúntes en la plaza de Armas y la 25 de mayo. Vendedores ambulantes y mozos de bares ensayan saludos a los turistas colombianos, sin jugarles ninguna apuesta, lejana idiosincrasia con el "caradurismo" cordobés. Pero a su manera, los locales agradecen la visita de la Selección Argentina: con mucho menos color pero con igual fidelidad, la mayoría se muestra entusiasmado con poder ver a Messi y su pandilla en el Estadio Bicentenario, cuando enfrente a Colombia, primer duelo oficial en la tierra del Zonda.

Es que en otras oportunidades, se trataron de amistosos. Por eso el público sanjuanino no se plegó al mar de críticas que llegaron desde Buenos Aires para con el plantel, disfrutando de esta ocasión histórica. Acá nadie critica a Higuain, ni a Agüero ni a Di María: con banderas y dedicatorias, todos apoyan a la Selección, como sucede cada vez que sale de excursión al interior nacional.

En las páginas los diarios la cobertura es total, y las localidades fueron agotadas con anticipación. De todas formas, el ciclismo y el hockey sobre patín, donde Argentina es potencial mundial, también se lleva gran parte de las repercusiones en los medios de comunicación. De Messi todoel mundo habla y nadie cuestiona: sueñan con verlo en cancha para aplaudirlo a rabiar. Lo mismo para el crédito local, Emanuel Más, oriundo de San Martín de San Juan. Pero lejos se encuentra la gente del fusilamiento de los medios de Buenos Aires con los jugadores, sin contagiarse de las diatribas habituales y poco oportunas en un momento crítico, donde peligra el pasaje a Rusia 2018.

El viento empieza a soplar, la temperatura oscila los 30 grados, con una sensación térmica de casi 40 grados, obligando una hidratación regular. De todas formas, apenas es una brisa calurosa en comparación con los veranos secos y tórridos de enero, con el zonda como protagonista. Y según los habitantes de esta tierra árida pero festiva por los viñedos de buen vino, "eso puede venir e irse en un segundo". Como Argentina,por eso todos disfrutan de la estancia de la Selección hasta que pueda volver de visita en otra oportunidad.

Te puede interesar