Cinco paradas alrededor del mundo para celebrar una Navidad diferente

Turismo 25/12/2017 Por
Nueva York, Ámsterdam, Estocolmo, Manila y Madrid integran una ruta de cinco paradas festivas para disfrutar de experiencias distintas en Nochebuena y Navidad.
Ver galería Amsterdan
1 / 5 - Segunda parada: Ámsterdam, Holanda.

No siempre la celebración de Navidad está directamente relacionada con Papá Noel y el armado del arbolito por eso Booking.com, el líder global en conectar viajeros con la mayor cantidad de opciones para hospedarse, sugiere una ruta de cinco paradas festivas alrededor del mundo para disfrutar de experiencias distintas.

Primera parada: Nueva York, Estados Unidos

Los festejos comienzan en noviembre, más específicamente el 24, con el Día de Acción de Gracias. Esta celebración comenzó como un festival de la cosecha pero se convirtió, con el Presidente Abraham Lincoln en 1863, en un día nacional de agradecimiento. Para la mayoría, la primera acción de gracias real fue la fiesta de la cosecha en la colonia de Plymouth en 1621, que fue celebrada por los nativos americanos y los peregrinos. Una cena original de esta celebración incluye: pavo, pato, pescado, almejas, bayas y calabaza. De todos modos, el fuerte de este festejo a pura comida es el pavo con todos estos ingredientes convertidos en relleno, salsa y puré.

Una buena excusa para quedarse en Nueva York post Día de Gracias es para ver el lanzamiento del árbol de navidad en la plaza Rockefeller – Rockefeller Center, un símbolo reconocido internacionalmente que significa: La Navidad ha comenzado.

Segunda parada: Ámsterdam, Holanda

De Nueva York a Ámsterdam sin escalas para festejar Sinterklaas o Sint-Nicolaas. La festividad está basada en la figura de Saint Nikolaos, Obispo de Myra, reconocido por su generosidad, cuenta con más de dos mil templos dedicados a él en todo el mundo. A lo largo de los siglos, San Nicolás se ha convertido en un personaje mítico, celebrado en los Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Francia, Alemania y muchos otros países europeos, montando su caballo blanco sobre los techos de las casas, dejando regalos y dulces en los zapatos de los niños.

El momento para visitar Ámsterdam es el 5 de diciembre y ver al santo amado, con su larga barba blanca y su vestimenta clerical que incluye la típica casulla junto con la mitra roja, comprando juguetes y entregando regalos junto con sus felices ayudantes. También se pueden conseguir dulces tradicionales de Sinterklaas como deliciosas cartas de chocolate, figuras de mazapán y puñados de mini galletas con especias llamadas 'pepernoten' o tal vez conocidas como amaretti.

Tercera parada: Estocolmo, Suecia

Con la panza llena el siguiente paso es pasar por Escandinavia para celebrar Santa Lucía, que tiene lugar el 13 de diciembre. Durante este festival de luz, los niños y niñas se visten con largas túnicas blancas, llevan velas y estrellas mientras cantan villancicos. Una de las niñas es elegida para interpretar a Santa Lucía y llevará una corona de ramitas y velas. La tradición combina la veneración de Santa Lucía de Siracusa, una mártir que vivió hace 1.700 años y la celebración del solsticio de invierno; la noche más larga del año. El día de Santa Lucía se celebra en Dinamarca, Noruega, Finlandia, pero es particularmente muy celebrado en Suecia, donde hay incluso un concurso televisivo para elegir a la siguiente Santa Lucía.

Visite Estocolmo para escuchar a los niños cantar los villancicos en iglesias, escuelas u hospitales y ver a Santa Lucía conducida en un carruaje tirado por caballos, difundiendo luz donde sea que vaya. En cuanto a lo gastronómico, para desayunar hay que probar un 'Lussekatt', un pan de azafrán tradicional con pasas.

Cuarta parada: Manila, Filipinas

En cuanto termine Santa Lucía el siguiente paso es viajar a Manila, la bulliciosa capital de Filipinas para hacer algunas compran navideñas. Los filipinos toman la Navidad muy seriamente y cuentan con una de las celebraciones más largas del mundo, ya que comienzan a principios de ¡septiembre! Varios shoppings, como SM Megamall en Ortigas o Robinsons Place Manila cuentan con increíbles decoraciones y ofrecen eventos con actuaciones basados en temas navideños. A pocos kilómetros se encuentra Makati donde se encuentran los Ayala Triangle Gardens, destino anfitrión del fascinante Festival de las Luces. En Filipinas es esencial probar un puto bumbong, un roll de arroz agridulce color violeta que se come tradicionalmente luego de la misa de Navidad.

Un souvenir muy original del destino es el Christmas paról, una especie de barrilete, sin hilo sino que funcionarían a modo de faroles, con forma de estrella armado con cañas de bambú y papel de colores. Cuentan con muchas variedades de colores, formas y tamaños.

Quinta parada: Madrid, España

Una canción bastante reconocida mencionaba: Twelve Days of Christmas?, dicha letra nos habla de festejos de 20 días, ¿Qué pasó con los que faltan?. Tradicionalmente las fiestas continuaban hasta el 6 de enero: también conocido como el día de Los Reyes Magos. La noche anterior se llama The Twelfth Night, que todavía se celebra en varios países. Sin embargo, las mayores celebraciones tienen lugar en España. ¡Madrid cuenta con la 'Cabalgata de Reyes Magos'! Durante este desfile, los Reyes Magos - Gaspar, Melchor y Baltasar - cabalgan por las calles de la ciudad en enormes carrozas, mientras sus ayudantes arrojan caramelos a los niños.

Te puede interesar