El duro relato de Fausto Jones Huala tras el asesinato de Rafael Nahuel

País 07/12/2017 Por
"Nos vamos con él" dijo Jones Huala, una de las últimas personas que vio con vida a Rafael Nahuel y contó todo lo sucedido el día de la represión de Prefectura.
Rafael Nahuel
"No queríamos que pase lo mismo que pasó con Santiago. No queríamos que las fuerzas de seguridad se vuelvan a salir con la suya" - Foto: archivo

Fausto Jones Huala junto con Lautaro González,  fueron las últimas dos personas que vieron con vida a Rafael Nahuel, el joven de 24 años de edad que perdió la vida tras un operativo represivo que llevó adelante el grupo Albatros de Prefectura, en la lof Lafken Winkul Mapu, a orillas del Lago Mascardi.

Jones Huala contó cómo fue el operativo y qué pasó tras ser detenido.  "Ese día en particular no se había hecho escuchar la policía, ni tampoco la habíamos visto cerca. Entonces decidimos bajar hasta la casa que estaba construyéndose abajo, cerca de la ruta.Aparecen los prefectos que nos dijeron: "¡Alto, Prefectura!". Pero no pasó ni un segundo y empezaron a disparar, fueron varios minutos de disparos, y se sintió como eterno. Se escuchaban los tiros y las ráfagas. De repente se escucha que hay un herido, y cae Rafael", contó Fausto Jonas Huala en una entrevista con Revista Cítrica.

Después de los disparos se acercaron a Rafael, que estaba con vida en ese momento y lo empezaron a bajar de la montaña pero ya llega muerto abajo producto de las heridas recibidas.

"Cuando estábamos por llegar a la ruta vimos a los de Prefectura y nos empezaron a apuntar. Les empezamos a hacer señales. Les decíamos que llevábamos a un muerto, que no nos disparen más, que estábamos desarmados, y que nos íbamos a ir con él. Nos gritaron "¡al piso, al piso!". Nos tiramos al suelo y nos esposaron. Cuando me esposan aparece uno y dice: "¡Ahhh! ¡Hijos de puta!", nos empieza a insultar, nos quiere venir a pegar, y entre otros lo pararon. Los prefectos pararon a su mismo compañero, que estaba rabioso", agregó.

Después de estar varias horas tirados y esposados, fueron trasladados cerca de la una de mañana por una camioneta de la PSA hasta el aeropuerto: "Ahí nos hicieron las pruebas de las manos, con carbono, nos hicieron hisopado en las uñas, también en las manos de ambos lados. Nosotros les dijimos que no estábamos de acuerdo con lo que estaban haciendo porque los que tenían armas y habían disparado y matado a Rafa estaban ahí, y eran los prefectos. Pero igual nos dejamos hacer las muestras. Porque sabíamos que habían sido ellos. Nosotros no teníamos nada que esconder".

Al finalizar el relato, Jones Huala contó que fue lo primero que dijeron ante la Policía de Seguridad Aeroportuaria: "Les dijimos que nos habíamos entregado. Le dijimos que ellos (Prefectura) le habían disparado. Les explicamos que la situación no había sido que "a nosotros nos habían perseguido y que en algún momento del bosque nos detuvieron". No. Aclaramos que nosotros bajamos a la ruta, nos entregamos, y les dijimos: "Nos vamos con él" No queríamos que pase lo mismo que pasó con Santiago. No queríamos que las fuerzas de seguridad se vuelvan a salir con la suya".

Te puede interesar