Trabajadores jujeños toman una planta luego de que el Gobierno la vendiera

País 30/11/2017 Por
Se trata del ingenio La Esperanza. Se vendió por 100 millones de dólares a un grupo colombiano. De los 938 trabajadores, 338 perdieron sus puestos de trabajo.
Gerardo Morales

El Gobierno de la provincia de Jujuy, encabezado por Gerardo Morales, realizó una millonaria venta de un ingenio a un grupo colombianos. Cerca del 30 por ciento de los trabajadores quedaron sin trabajo y tomaron la planta.

Se trata del ingenio La Esperanza que el Gobierno de Morales vendió al grupo colombiano Omega Energy International. Para su compra, la multinacional puso como condición deshacerse de 338 trabajadores de los actuales 938, informó el portal de noticias Infonews.

En tanto, se informó que la venta incluyó 70 mil hectáreas productivas, nueve mil hectáreas de caña, que pueden extenderse a veinte mil; 40 mil forestales; nueve mil para ganadería y más de mil de cítricos. Además, de 1.600 inmuebles.

Ante la noticia, los obreros azucareros optaron por realizar una permanencia pacífica en las instalaciones de la fábrica hasta que se aclare la situación laboral de todo el personal, informó el Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar (SOEA).

El ministro de Desarrollo Económico y Producción de esa provincia, Juan Carlos Abud Robles, manifestó durante la jornada del pasado miércoles que la transacción con la multinacional será ratificada este viernes con la firma del gobernador Gerardo Morales.

La empresa, radicada en la localidad de San Pedro, conservará sólo 600 puestos de trabajo. El funcionario informó que los restantes trabajadores que quedaron sin sus puestos, podrán pasar como una alternativa a la planta del Estado jujeño.

El sindicato rechaza el ofrecimiento del Gobierno jujeño. Por lo que este viernes se realizará una asamblea para definir las medidas a realizar. Sobre la empresa, se trata de un conjunto de compañías dedicadas a la exploración, explotación y comercialización de hidrocarburos, con actividades principalmente en Colombia, pero también en Estados Unidos.

Durante el año 2000, el ingenio había sido declarado en quiebra por el Estado. Luego, en la gestión kirchnerista se intentó levantarlo y estuvo a flote. La administración de Morales lo intervino en 2015 hasta que firmó su venta.

La empresa que lo compró presentó un un plan de inversión por 350 millones de dólares basado en un programa de crecimiento y enfocado en la producción de bioetanol que en "cinco años puede dar trabajo a 2.500 personas", afirmó el Gobierno jujeño.

Te puede interesar