La fiscal descartó un ataque sexual en el caso del hombre mutilado

Policiales 27/11/2017 Por
"Estamos lejos de esa hipótesis", indicó Croppi respecto a una supuesta defensa por ataque sexual. La mujer está acusada por "lesiones gravísimas" y permanece en la cárcel de Bouwer.
TRIBUNALES II
La joven se encuentra en la cárcel de mujeres en Bouwer, imputada por presuntas “lesiones gravísimas”

La fiscal de Violencia Familiar Bettina Croppi, brindó información oficial y rechazó que se haya tratado de un ataque sexual, lo ocurrido este sábado 25 de noviembre en un departamento de Nueva Córdoba, donde una mujer de 26 años mutiló los genitales de un hombre de 40 con unas tijeras de podar.

“Estamos lejos de esa hipótesis”, dijo Croppi ante toda la prensa en Tribunales II. “Ellos se conocían, eso está probado porque tenemos testigos que afirman que había una relación previa“, apuntó.

De esta manera hizo hincapié de que la investigación está en pleno desarrollo pero desestimó la estrategia defensiva del abogado de la mujer, Carlos Nayi, quien había aseverado que ella se defendió de un intento de violación.

La joven se encuentra en la cárcel de mujeres en Bouwer, imputada por presuntas “lesiones gravísimas” que podrían causar la pérdida de la capacidad reproductiva, confirmó la fiscal, y agregó que el hombre habría sufrido lesiones irreversibles. De este modo, perdería sustento la posibilidad de que se haya tratado de un caso de violencia de género.

“En estos momentos se están realizando pericias psiquiátricas a la acusada”, añadió la fiscal, y dijo desconocer la versión del hombre, dado que todavía no le pudo tomar testimonio porque se encuentra internado.

El abogado de la víctima, Eduardo Pérez, dijo por su parte que la mujer lo atacó durante un juego sexual, argumentó que tenían una relación íntima y negó un intento de abuso.

Te puede interesar