Denunciaron que un cura le negó la comunión a una niña con Síndrome de Down

País 27/11/2017 Por
El hecho habría ocurrido porque la niña “no se sabe el Padre Nuestro de corrido”. Así lo denunció la familia de María Fernanda, luego de que su hija
María-Fernandaa
La familia va a denunciar al sacerdote en todos los ámbitos por "discriminación incomprensible" - Foto: UNO San Rafael

La familia de una niña de 11 años con Síndrome de Down, desató una polémica al asegurar que el sacerdote Luis Sanjurjo, de la parroquia Nuestra Señora del Rosario en en Malargüe, una de las ciudades más importantes del sur de la provincia de Mendoza, ubicada a 421 kilómetros de la capital.

Según la denuncia que dio a conocer la familia, "María Fernanda no podía rezar de corrido el Padre Nuestro" y es por esto que el sacerdote le negó recibir la Comunión.

Desde la iglesia, brindaron otra versión y afirmaron que “sólo le propusieron continuar la preparación de la nena con una catequista especial para poder recibir ese sacramento”.

La polémica comenzó cuando Raquel Martínez, mamá de la nena, se expresó en Facebook contra la parroquia y el cura.

Por otro lado sus tíos, Rosana Hernández y Víctor Ariel Pérez, hermano del papá de María Fernanda, en diálogo con medios locales, señalaron que el padre Sanjurjo en una reunión dijo que "la niña no va tomar la Comunión porque no se sabe el Padre Nuestro de corrido".

Consideraron que nunca se tuvo en cuenta el esfuerzo de María Fernanda que asistió dos años a catecismo, con el consentimiento del religioso, y de los progenitores que contrataron a una maestra particular para reforzar los conocimientos.

Además, Rosana agregó que "ya tenían comprado el vestido para la niña y ahora hay que decirle que no va a tomar la Comunión". Y señaló que "los padres están desesperados por esta injusta decisión que puede derrumbar a su hija".

Según Víctor, "María Fernanda va a la escuela con un docente integrador y se ha adaptado al ciclo primario".

A raíz de todo lo sucedido, ambos señalaron que "la familia va a denunciar al sacerdote en todos los ámbitos que se pueda porque en estos años en que se habla de integración e inclusión no se pueden permitir estos actos de discriminación incomprensible".

Raquel Martínez, la mamá de María Fernanda y docente de la escuela Rufino Ortega, señaló que "estamos muy mal por todo esto y vamos a llegar hasta las últimas consecuencias".

El papá de María Fernanda había reaccionado con insultos hacia el sacerdote. Víctor justificó la reacción de su hermano porque "hay que entender a los padres".

Este lunes la familia se acercaría al Obispado de San Rafael para elevar su reclamo.

La versión de la parroquia

La parroquia Nuestra Señora del Rosario hizo pública otra versión del hecho a través de un comunicado de prensa.

Aseguraron que "a la niña nunca se le negó la recepción de la Primera Comunión. El sacerdote sólo intentó proponerle a los padres continuar con una catequista especial para una mejor preparación".

Además, "después de hablar con los padres, y viendo que tenían todo preparado para el día 8, se aceptó que recibiera en ese día el Sacramento"; pero "luego de estas propuestas nos sorprendimos con la publicación de la madre en Facebook dando a conocer otra visión de los acontecimientos".

Reiteraron que "la niña podrá recibir la Eucaristía el día mencionado, si los papás lo consienten" y recordaron que "en otras oportunidades en esta parroquia los niños con Síndrome de Down han recibido y reciben el Sacramento de la Eucaristía tras una preparación con docentes de la modalidad especial".

Fuente:  UNO San Rafael

Te puede interesar