La cuarta bota de Messi

Actualidad deportiva 27/11/2017 Por
El astro de Barcelona sigue sumando trofeos de oro a su vitrina personal. Con 37 goles en 34 partidos, se acreditó el galardón al mayor goleador europeo de la temporada. Curiosidades de una gala siempre especial.
Messi-Bota

chapa_ed_impresa_01

Barcelona.- A esta altura es una costumbre predecible. Lionel Messi recibió su cuarta bota de oro y superó a su amigo y compañero Luis Suarez, último ganador, con todo el folklore que eso conlleva, en una relación genuina y sin envidias. El mejor futbolista del mundo recibió su merecido trofeo “Bota de Oro” como mayor goleador europeo de la temporada 2016-17. Leo marcó 37 goles en 34 partidos. Cifra que causa sorpresa, pero viniendo de Messi, es algo casi natural.

El acto se llevó a cabo en la ex fábrica Estrella Dam, conocido lugar de eventos y conciertos en el centro de la ciudad condal. Leo llegó pasada las 13:15 hora local, a bordo de su camioneta negra acompañado por Antonella (esposa) y su hijo mayor Thiago. Allí ya lo esperaban su padre Jorge, Rodrigo su hermano y su agente de marketing Pau Negro. Minutos antes arribaron los capitanes del Barcelona, Sergio Busquets, Andrés Iniesta y su amigo personal, y vecino el uruguayo Luis Suárez.

Ya en el interior del salón principal al capitán culé y del seleccionado argentino se ubicó en primera fila junto a Antonella (luciendo su belleza y ya crecida panza de cuatro meses y medio) y Thiago a su derecha y a la izquierda al compañero de mates, viajes y amigo “Lucho” Suárez último vencedor de este galardón con quien no paró de hacer bromas y reírse. A Leo se lo notó distendido, disfrutando mucho el momento e incluso llegó a emocionarse cuando en pantalla gigante reprodujeron mensajes de niños enfermos de cáncer del SJC Pediatric Center Hospital Sant Joan De Deu, lugar que el Diez apadrina y colabora desde hace varios años.

Tras ese momento emotivo y de mucho aplauso en el recinto, tocó el turno de algunas preguntas a cargo del presentador de la Gala, Messi dejó frases como estas: “En mi vida es una cosa importante ayudar a los que lo necesitan. Feliz de hacerlo con cuanta más gente mejor”.
En lo futbolístico manifestó: “He crecido dentro del campo como he crecido fuera de él y cada día disfruto más de ser futbolista... Los logros personales nunca me interesaron, siempre pienso en lo grupal porque son mis compañeros los que me ayudan y hacen que yo mejore y pueda ganar títulos y premios, así que lo comparto con ellos”.

No dejó tema sin tocar y respondió respetuosamente, fiel a un estilo que lleva su rúbrica.

Llegando al final de la Gala, los 50 minutos que duró aproximadamente llegó la hora de los flashes para el centenar de fotógrafos que estaban acreditados al evento, Leo posó con una sonrisa de oreja a oreja, primero junto a Suárez padrino y último ganador del botín, con la gente del diario Marca patrocinadora de la gala y por último al unísono de “una con Antonella ahora” de todos los paparazzi en repetidas oportunidades donde el mejor futbolista del mundo con un guiño de ojo y sonriendo miró a la morocha rosarina e invitó a subir las escaleras y accedieron al pedido.
Las miradas y los flashes se los llevó el pequeño Thiago posando en el escenario junto a sus papas con gestos de vergüenza y orgullo por su “Super papá”.

El acto y ceremonia llegó a su fin con un cerradísimo aplauso para Messi, pensando en seguir batiendo récords, en una temporada que recién comienza y que todavía tiene mucho por disfrutar del mejor jugador del mundo, que buscará en Rusia 2018 el trofeo que le falta.

cine_nota2 Chapa informativa para construcción páginas de estrenos de cine

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
[Desde junio en todos los kioscos de la capital de Córdoba]


Te puede interesar