Sergio Levinsky: "Pérez no puede hacer en AFA lo que hizo en Belgrano"

Entrevistas 01/11/2016 Por
Antes de arribar a Córdoba para la presentación de su nuevo libro sobre la AFA, el periodista y sociólogo dialogó con LA NUEVA MAÑANA acerca de la crisis que vive la casa madre del fútbol argentino.
Ver galería Sergio Levinsky - Libro AFA_02
1 / 2 - La presentación del libro en Córdoba será éste viernes.

"El libro recorre la historia del fútbol argentino, y las relaciones entre la AFA y los gobiernos de turno. Básicamente es ésa la investigación. Aunque en realidad abarca toda la historia del fútbol argentino, pero su historia política. No es una historia de estadísticas, resultados, sino es sobre los motivos por los cuáles el fútbol argentino está hoy así. Y desde cuándo comenzó y toda esa relación política con distintos presidentes. La AFA, como se cuenta en el libro, siempre estuvo relacionada con el gobierno de turno. Casi siempre los que tuvieron a cargo de AFA estuvieron relacionados con los Gobiernos", de esta forma breve, el periodista y sociólogo argentino Sergio Levinsky describe su más reciente libro: AFA. El fútbol pasa los negocios quedan.

Esta obra periodística se estará presentando éste viernes en la ciudad de Córdoba. Será a las 18 en el Auditorio del CISPREN (Obispo Trejo 365), y contará con la presencia de los periodistas Gustavo Gutierrez, Hugo Caric y Federico Jelic.

En la previa a su arribo a Córdoba, Levinsky dialogó con LA NUEVA MAÑANA sobre su libro y sobre la coyuntura actual de la AFA. 

- ¿Esa relación AFA-Gobierno, fue históricamente por necesidad de AFA o de los políticos que necesitaban de esa alianza?
- Por ambas cosas. Es que los dirigentes del fútbol, con el paso del tiempo, fueron descubriendo que el fútbol es demasiado necesario para esta sociedad. Entonces, como se dieron cuenta que esta sociedad sin el fútbol tiene muchos problemas que atender y varias cosas muy complicadas para hablar, el fútbol oficia de "tapadera". Con eso utilizaron mucho a los gobiernos para poder mantenerse económicamente. Los clubes no se han manejado como si fueran propias empresas de los dirigentes o de sus casas. Se manejan con despilfarro, porque total tienen la idea de que el Estado los va a salvar. Y de hecho, tan es así, que muchos medios de comunicación con la crisis actual, hablan de presión del Estado para recuperar fondos y no hablan del cobro de deudas lógicas que los clubes tienen con el Estado. Como si ir a cobrarle al fútbol es una presión que se le mete al fútbol. Lo que está pasando es que el fútbol está acostumbrado, décadas y décadas,  a vivir del Estado. Y al Estado le gusta, porque de esa forma tienen atado al fútbol y no se hablan de otras cosas mucho más graves.

- Como conocedor del mundo, que ha viajado y estudiado en diversos países, ¿esta alianza es propia de Argentina, América Latina o es en todo el mundo?
-  Es bastante sudamericano. Argentina, Brasil, Uruguay se parecen mucho. Y hay otros países que empiezan a parecer. Ojo, España también tiene en los últimos años esa característica. Se parece mucho en tema deudas. Los clubes grandes deben mucha plata al Estado, y el Estado mira para otro lado, les van perdonando esas deudas y sacan leyes que ayudan a esos clubes. 

- ¿Qué rol le adjudica en su libro a Julio Grondona, porque para muchos fue el mejor dirigente de la historia y para otros el gran villano?
- Es interesante eso, porque para el libro es muy importante el papel de Grondona. Por ejemplo, él pudo congelar un conflicto, que es el que hoy se está viviendo en AFA. Este conflicto actual es previo a la asunción de Grondona, previo al Golpe de Estado de 1976. Era un conflicto por el cual los clubes tironeaban por el reparto del dinero, también estaba la disputa entre clubes grandes y clubes chicos por el tema de la representación de votos dentro de AFA, los clubes del interior tironeados por mayor representación. Grondona cuando asume en el '79 lo congela, porque arma un nuevo sistema, que era el sistema de dádivas. Esas dádivas que también usó Torneos y Competencias. Grondona manejaba cuestiones de favor, daba dinero y después le debían favores. Con esto adelantaba dinero a los clubes y por eso los clubes tuvieron tantos problemas. Tenían problemas reales, y Grondona les "adelantaba" dinero. Y eso después fue utilizado también por Fútbol para Todos. Grondona congeló aquel conflicto que venía de antes, Grondona muere, no queda nadie con ese liderazgo, no hay nadie con ése carácter y vuelve todo a foja cero. Todo al mismo tironeo anterior. Se sinceró aquellos conflictos. 

- ¿Qué análisis hace usted de Armando Pérez en AFA?
- Armando Pérez está en el ojo de la tormenta porque tiene varios frentes; y frentes muy complicados. En Córdoba no los tenía, administraba un club grande como Belgrano, pero no tenía este tipo de frentes. Yo creo que lo que hay ahora en AFA es una Intervención solapada, que es 70 por ciento Gobierno Nacional, y 30 por ciento FIFA. Con lo cual Armando Pérez tiene un frente muy complicado en Zurich, porque además de lo que es FIFA, con cambios de Estatuto y una serie de cuestiones, tiene a Fernando Mitjans en Buenos Aires como opositor. Y Fernando Mitjans es un miembro de FIFA, con lo que es complicado. Pero también tiene esa directa relación con el gobierno nacional de Mauricio Macri, que es un tipo de fútbol, además. Armando Pérez no puede hacer en AFA lo que hizo en Belgrano.

- ¿Por qué?
- Porque no puede hacer su voluntad. Hace lo que le dejan hacer, hace, también, un poco lo que le dicen hacer; y lo que puede, por esto de tener a alguien de FIFA que tiene adentro que también le dice que no está de acuerdo. Entonces, entre todo eso, más el tironeo de los clubes, que en muchos casos mal. Los clubes están exigiendo algo que no tienen capacidad de exigir. Hay que recordar que estos clubes que hoy piden con urgencia elecciones son los mismos del 38-38 iguales de diciembre. Entonces, ¿con qué autoridad le están exigiendo a Armando Pérez una elección cuando ellos no pudieron solucionar ni siquiera lo que un Centro de Estudiantes primario puede hacer? La tiene muy complicada por todo ese contexto, y por eso no se parece a lo que hizo en Córdoba. No puede administrar AFA como administraba Belgrano. Ojo, mucho escándalo lo arma la prensa, a partir de esto de las exigencia desmedidas a favor de clubes que administraron pésimamente el fútbol y su economía. Y también hay que recordar cómo llega Pérez. Llega porque la crisis de AFA era final. 

Te puede interesar