Siria, cada vez más lejos de prolongar la tregua

Mundo 19/09/2016
Ante los continuos bombardeos de grupos islamistas radicalizados, "el cumplimiento del alto el fuego por las fuerzas gubernamentales es inútil", aseguró el jefe de la junta operativa del Estado Mayor ruso, teniente general Serguey Rudskoi, dos días después de que la aviación estadounidense bombardeara tropas sirias cerca de Deir el Zor.

El presidente sirio, Bashar al Assad, acusó a Washington de apoyar al Estado Islámico en la guerra civil que azota su país, en tanto el Ministerio de Defensa de Rusia decidió que no tiene sentido que Damasco mantenga el cumplimiento unilateral de la tregua que ya venció.

Ambas declaraciones parecen preanunciar el reinicio de la ofensiva siria después del fin de la tregua a la medianoche hora local (18 de ayer, hora argentina).

Rusia aseguró, además, que Estados Unidos no hizo esfuerzos para diferenciar a los grupos que denomina "moderados" de los que el Kremlin considera "terroristas", como el Frente al Nusra, denominación actual de la filial siria de Al Qaeda.

Ambos grupos son considerados "terroristas" por Moscú y por Washington, pero Estados Unidos insiste en la necesidad de preservar de los ataques a grupos que considera "moderados" y Moscú y, especialmente, Damasco aseguran que son fachadas de los anteriores.

Ante los continuos bombardeos de grupos islamistas radicalizados, "el cumplimiento del alto el fuego por las fuerzas gubernamentales es inútil", aseguró el jefe de la junta operativa del Estado Mayor ruso, teniente general Serguey Rudskoi, dos días después de que la aviación estadounidense bombardeara tropas sirias cerca de Deir el Zor.

"Si se toma en cuenta el hecho de que las milicias (opositoras) no observan el régimen de cese de hostilidades, creemos que carece de sentido su cumplimiento unilateral por el gobierno sirio", afirmó Rudskoi.

Rudskoi y otros funcionarios rusos, además, cargaron contra Washington, al que acusaron de no ofrecerles información y no forzar a la oposición moderada a separarse del Frente al Nusra.

Según el militar, desde el 12 de septiembre hubo 302 violaciones a la tregua en Siria. Agregó que causaron la muerte de 63 civiles y provocaron heridas a 252. "Sólo en las últimas 24 horas hubo 53 bombardeos", dijo Rudskoi, citado por la agencia de noticias TASS, quien agregó que durante el período de la tregua el ejército sirio perdió 153 efectivos.

"Estados Unidos y los grupos de la así llamada oposición moderada bajo su control incumplieron todos los compromisos asumidos en las conversaciones de Ginebra (previas a la tregua). La oposición moderada y Jabhat (Frente) al Nusra no se han separado", aseguró por otro lado Rudskoi. "Es más, no sólo no vemos separación sino fusión de unidades de oposición moderada con Jabhat al Nusra para organizar una ofensiva conjunta", recriminó.

Finalmente, Alexander Zorin, un delegado del ministerio ruso de defensa al grupo de Ginebra que monitoreó el cese de fuego y asuntos humanitarios en Siria, acusó a Estados Unidos de no dar importancia a 16 pedidos de información remitidos por Rusia.

Por su parte, el presidente sirio, Bashar al Assad, calificó de "agresión flagrante" el bombardeo de la coalición internacional, liderada por EEUU, que el pasado fin de semana se cobró las vidas de 90 soldados sirios.

Según un comunicado de la presidencia siria, Assad lamentó que "siempre que el estado sirio logra un progreso notable por tierra o a través de reconciliaciones nacionales, los países que son hostiles a Siria aumentan su apoyo a las organizaciones terroristas".

Agregó que "el ejemplo más reciente es la flagrante agresión de EEUU contra una posición del Ejército Árabe Sirio en beneficio del Estado Islámico (EI)", informó la agencia de noticias EFE.

El mandatario consideró, además, que las partes que son hostiles a Siria están desplegando todos sus esfuerzos y recursos para mantener "la guerra terrorista" en su territorio.

Assad hizo estas declaraciones durante una reunión hoy en Damasco con el viceministro iraní de relaciones exteriores, Hussein Jaber Ansari.

Estados Unidos, hasta ahora, sólo aseguró que "probablemente" haya atacado fuerzas sirias en la operación aérea y el primer ministro liberal de Dinamarca, Peter Christensen, confirmó la participación danesa en el raid y calificó de "rumores rusos" las acusaciones de Moscú y Damasco.

El primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, había confirmado horas antes la participación de fuerzas de su país en el ataque y lamentado las bajas causadas al Ejército sirio.

La tregua negociada entre Rusia y Estados Unidos y vigente en Siria desde el pasado lunes expiró a la medianoche de hoy, coincidiendo con un recrudecimiento de la violencia en varios puntos del país en las 24 horas anteriores.

Así como durante las dos primeras jornadas el cese de las hostilidades consiguió una disminución de la violencia, esta fue aumentando con el paso de los días, y escaló antes del fin de la tregua.

Esta mañana se registraron bombardeos y enfrentamientos en el norte de la provincia central de Hama, según informaron el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) y la agencia oficial siria SANA. Hubo además ataques de todo tipo en Damasco, su periferia rural, Alepo, Hama, Homs, Latakia y Deraa.

El parte del OSDH, una ONG opositora con sede en Londres e informantes sobre el terreno, indica que esta mañana se registraron bombardeos en el pueblo de Kaukab, y SANA informó que en Al Kabbaria, también al norte de Hama, al menos 25 integrantes de la milicia Jaish al Fateh murieron en enfrentamientos con fuerzas del gobierno.

Desde la noche del sábado, al menos 170 personas fallecieron en el país, según el OSDH, que informó además ayer de los primeros bombardeos en la disputada ciudad de Alepo, la mayor del norte del país.

El suceso más controvertido fue el ataque el sábado "por error" de la coalición internacional, liderada por Washington, a una posición del Ejército sirio en Deir Ezzor, que causó la muerte de unos 90 soldados, señaló la agencia de noticias EFE.

Estados Unidos y Rusia fueron los responsables de acordar la tregua y de convencer a sus aliados de cumplirlos; por eso, el ataque a unidades sirias por Washington reactivó la tensión entre las dos superpotencias.

Siria es escenario desde hace más de cinco años de un conflicto que ha causado más de 300.000 muertos, de acuerdo al recuento del OSDH.

Fuente: Télam. 

Te puede interesar