“La UCR es la columna vertebral de Cambiemos”

Política 30/10/2017 Por
El intendente Ramón Mestre habló con LA NUEVA MAÑANA. “Con el resultado del 22 de octubre, se demostró que hay una ambición de cambio que los cordobeses de manera masiva están pidiendo”, aseguró.
MESTRE para LNM

chapa_ed_impresa_01

Por: Gastón Gracia Daponte - Especial La Nueva Mañana

A una semana del triunfo en las elecciones nacionales de medio término, con la premisa de no descubrir antes de tiempo sus aspiraciones políticas para encabezar la lista de Cambiemos para la gobernación de Córdoba en 2019, Ramón Javier Mestre se muestra, durante se segundo mandato al frente del Palacio 6 de Julio, con otra espalda política y como el principal dirigente que tiene hoy el radicalismo para enfrentar y arrebatarle el poder a Unión por Córdoba, que cumplirá veinte años en el gobierno desde que José Manuel de la Sota se impuso, en 1998, a su padre Ramón Bautista Mestre.

“Sin dudas después de la elección del domingo Cambiemos ha empezado a trabajar para el 2019 como el inicio del fin del ciclo de Unión por Córdoba en virtud de que son 20 años al frente del gobierno y siempre es importante que haya alternancia y que no sean siempre lo mismo los que gobiernan”, sostuvo Mestre en diálogo con LA NUEVA MAÑANA.
Pero con el amplio respaldo electoral que Mauricio Macri recibió en la Capital, donde gobierna el radicalismo, es un punto de partida más que suficiente para capitalizar las pretensiones políticas del principal gobernante que tiene el centenario partido a nivel provincial, ancladas en un ambicioso plan de obras públicas que hoy ejecuta el municipio en más de quinientos puntos.

“Hablando de una ciudad que tiene obras en todos los barrios, me motiva hoy como intendente, como dirigente político, de seguir contribuyendo desde acá a Cambiemos para poder fortalecerlo y seguramente en el 2019 se decidirá quiénes son aquellos que están en condiciones de representar a Cambiemos, seguramente sobre la base de la capacidad y la experiencia de gobierno para poder llevarlo adelante”, aseguró el titular del Ejecutivo municipal.

“Está claro que con el resultado del 22 de octubre ya ha quedado demostrado que hay una ambición de cambio que los cordobeses de manera masiva están pidiendo”.

Justamente, estas dos últimas condiciones son precisamente las que solo reúne Mestre por encima de sus principales competidores para la tan ansiada candidatura, pero obviamente se incluye dentro del armado de Cambiemos y a pesar de las diferencias coyunturales que puedan existir en su relación, reconoce como el principal conductor del espacio a Mauricio Macri, quien ya afianzado en el poder, influirá de una forma u otra en la elección del candidato a gobernador que represente su espacio en Córdoba para 2019.

“No, yo no me considero el más importante, me considero uno más, soy un dirigente más; somos muchos los que estamos trabajando para llevar adelante el cambio que, como dijimos, se dio en el 2015 en el país. En las Paso se vio nítidamente que la gente empezaba a apostar al cambio en la provincia y está claro que con el resultado del 22 de octubre ya ha quedado demostrado que hay una ambición de cambio que los cordobeses de manera masiva están pidiendo y me parece que tenemos que ser respetuosos, responsables, prudentes de cómo conformamos esta alternativa para que efectivamente los cordobeses puedan elegir. Y yo no tengo dudas de que cuando tengan esa oferta electoral van a elegir Cambiemos por lo que recién planteaba, la alternancia”, afirmó Mestre.
Pero además de practicar una de las artes principales de la política, aquella de decir sin decirlo, el titular del Palacio 6 de Julio señala con firmeza que la UCR es quien tiene, además de los dirigentes más importantes, el poder territorial en la provincia en donde se sustenta la base de Cambiemos, anticipando de esta forma que el radicalismo será quien conduzca los mecanismos de selección del candidato que representará a Cambiemos.

“Nosotros siempre hemos tenido una relación de respeto con todos los sindicatos. Hay que fortalecer el derecho de los trabajadores, hay que capacitarlos”.

“El radicalismo es la columna vertebral de Cambiemos en la provincia, no solo por los 170 intendentes que administran distintas ciudades, sino porque está constituido en todos y cada uno de los pueblos y ciudades de la provincia, y también por el enorme trabajo territorial que se tiene. De todas maneras siempre somos muy prudentes a la hora del diálogo y de poder llevar adelante la fortaleza que significa este equipo de mujeres y de hombres que tienen fuertes convicciones; que tenemos coincidencias y también podemos tener diferencias, pero me parece que somos una herramienta en Córdoba muy potente para la alternancia que la República está planteando en distintos temas, en distintas provincias”, aseveró.

Con esta idea central, en la que la UCR es quien tiene la estructura, Mestre reforzó el concepto de que Cambiemos es una fuerza que llegó para quedarse en nuestro país, pero que en Córdoba deberá respetar la identidad de los partidos que la componen, principalmente la del radicalismo que hoy lidera el propio intendente, no solo de manera orgánica sino que también es el jefe máximo de los 170 intendentes y jefes comunales que confluyen en el Ente Radical de Cooperación Recíproca de Municipios y Comunas de la provincia de Córdoba.

“Cambiemos me parece que es un espacio político que ha venido a quedarse en la Argentina, muy potente. Por supuesto que se potencia sobre la identidad de cada uno de los partidos que la componen, y eso es lo que le da de alguna manera una supremacía. Si todos los integrantes de Cambiemos, funcionarios, representantes, el Presidente, que es quien lidera el país, trabajamos todos juntos haciendo lo que hay que hacer para llevar adelante los cambios, sin lugar a dudas que la Argentina tiene una alternativa y una oportunidad muy pero muy importante”, aseguró.

“Tenemos un Presidente que acompaña a Córdoba con obras, algunas las canaliza vía la Provincia, las obras de gas, cloacas y el cierre de la avenida Circunvalación; el 70% de los recursos son financiados por el Gobierno nacional”.

Con el mismo cuidado con el que se muestra y se posiciona como posible futuro candidato a gobernador de Córdoba, el intendente es prudente a la hora de criticar a sus históricos adversarios, tal vez porque cuando lo hizo, tras la sublevación de la Policía de Córdoba el 3 y el 4 de diciembre de 2013, las consecuencias políticas y económicas de aquellas manifestaciones en contra del entonces gobernador De la Sota, terminaron con un cambio de Gabinete general en la Municipalidad durante el verano de 2014.

“No es momento de ponernos a hablar si el peronismo es bueno o malo gobernando, simplemente decimos, desde el punto de vista institucional en un país que hoy busca la normalidad, la calidad institucional, la defensa del federalismo, que la alternancia es parte de la república y por eso vuelvo a insistir, me parece que lo que viene en Córdoba es ese proyecto que nosotros estamos planteando”.
En referencia a la obra pública, uno de los caballitos de batalla en los que se apoya la gestión de Juan Schiaretti, el intendente de Córdoba remarca que es el Gobierno nacional quien está realizando los mayores aportes económico y se diferencia del gobernador al reconocer el envío de esos fondos del poder central para la obra pública en el municipio.

“Hay un dato que no es menor. Tenemos un Presidente que acompaña a Córdoba con obras, algunas las canaliza vía la Provincia: las obras de gas, cloacas y el cierre de la Avenida Circunvalación. El 70% de los recursos es financiado por el Gobierno nacional, el 30% por el Gobierno provincial y lo mismo pasa con muchas obras que también estamos llevando adelante nosotros, que son financiadas en gran parte por recursos nacionales y otra parte por recursos municipales”.

Al repasar sus dos gestiones, Mestre recuerda que durante la primera, la situación era muy difícil por el deterioro de la administración pública consumada por una serie de medidas consecutivas de las gestiones anteriores y que durante su segundo mandato las cosas son más factibles a la hora de gestionar, una vez que el municipio estuvo ordenado.

“La respuesta la deberían dar aquellos que estuvieron un solo mandato. ¿Por qué no fueron a buscar el segundo?”, se pregunta de manera retórica Mestre. “Yo entiendo, estoy sentado en una silla que muchos dicen que es una silla que tiene una carga de voltios bastante importante, pero de todas maneras me parece que lo más importante es tener en claro que cuando uno quiere a Córdoba lo que tiene que hacer es buscar todos los días herramientas, oportunidades y trabajar en la inclusión como, por ejemplo, lo son los Parques Educativos, para darles más posibilidades a aquellos que menos tienen”.

En su relación con el Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoem) a lo largo de los dos mandatos que lleva al frente del municipio, quizás el dato más significativo sea la decisión que tomó su administración de jubilar al histórico dirigente Rubén Daniele, que bregó como nadie por los derechos de los trabajadores del municipio pero que en gran medida sus conquistas y sus luchas terminaron siempre en detrimento de toda la sociedad de la Capital.

“Somos una herramienta en Córdoba muy potente para la alternancia que la República está planteando en distintos temas, en distintas provincias”.

“Bueno, a partir del 3 de enero el Secretario General actual (Daniele) no va a ser más porque se le vence el mandato. Mientras tanto, nosotros siempre cumpliendo lo que dicen las ordenanzas y las disposiciones legales. Tomamos una decisión que tal vez otros no hubieran preferido tomar; para nosotros lo que corresponde es lo que se debe de hacer y más allá de esa situación que generó polémica y discusiones a lo largo del año, nosotros siempre hemos tenido una relación de respeto con todos los sindicatos. Hay que fortalecer el derecho de los trabajadores, hay que capacitarlos.”

Con los festejos resonando aún por el triunfo y la consolidación de Cambiemos a nivel nacional, Mestre reconoce que en Córdoba no existe un líder o conductor de Cambiemos sino que todos los dirigentes están en igualdad de condiciones en cuanto a aspiraciones políticas para el 2019, pero recalcó que el presente será el futuro de Córdoba.

“El presente es el futuro; sin dudas los cordobeses votaron en contra del pasado y la verdad que todos los días estamos ocupados, preocupados por resolver los problemas de la ciudad y cada uno desde su lugar. Aquellos que integramos Cambiemos, sin tener a alguien que sea preeminente o conductor, estamos todos en un tren de igualdad trabajando para poder lograr esto que nosotros planteamos para el 2019”.

Si, como ya se sabe, la idea central de Cambiemos en Córdoba es primero confluir hacia espacios comunes de concejales, intendentes y legisladores, lo que sigue es dirimir a través de internas cerradas quién será el postulante a la Gobernación, y en esa idea, el radicalismo siempre tiene el toro por las astas.

...

cine_nota2 Chapa informativa para construcción páginas de estrenos de cine

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
[Desde junio en todos los kioscos de la capital de Córdoba]


Te puede interesar