Doble pérdida para el Estado: menos recaudación y más fuga de dólares

País 09/10/2017 Por
El Estado nacional perdió unos 48.000 millones de pesos en 2016 por la quita de retenciones a las commodities y la fuga de dólares hacia el exterior aumentó un 75%.
MAcri

chapa_ed_impresa_01

Por Facundo Piai - Especial para La Nueva Mañana

Es innegable que hace a la previsibilidad de la economía la existencia de un proyecto económico/productivo integral que busque determinados objetivos y emplee distintos factores. ¿Es el proyecto condición necesaria para el crecimiento de la economía? No obligatoriamente. No obstante es imprescindible para todo gobierno disponer de uno. Para crecer, el proyecto debe ser una guía que potencie las ventajas competitivas de una economía, proponga la diversificación de la estructura económica, propenda a generar valor agregado y, en consecuencia, busque mantener ocupada a su población. Un proyecto no es una frase altisonante en contexto electoral, mucho menos que un dirigente político diga lo que “la gente quiere escuchar” para cautivarlos, con los resultados de encuestas y focus group en la mano. Lejos de eso, un proyecto es un programa que expone y explica las políticas que se tomarán (o deberían tomarse) conforme a determinados fines. Ergo, ordena y le da racionalidad a la política económica.
Hace años que la economía de nuestro país no está guiada por uno y se mueve al calor de los escenarios electorales e intuiciones políticas. Para seducir a una porción del electorado con intereses similares se proponen determinadas políticas aisladas, sin que formen parte de un marco más racional y lógico dado por un programa. Recientemente, dado al revés electoral que Unión por Córdoba (UPC) recibió en los departamentos agropecuarios del interior de la provincia (San Justo, Marcos Juárez, Roque Sáenz Peña, General Roca, Juárez Celman, Río Cuarto; donde el peronismo obtenía los votos suficientes que le permitían recuperar el poco apoyo obtenido en la ciudad de Córdoba y, así, ganar las elecciones), el gobernador Juan Schiaretti dijo, en campaña por el sur cordobés, que las materias primas no deben estar sujetas a retenciones.

Recordemos que ni bien asumió Macri anunció una rebaja para la soja de cinco puntos cada año y la eliminación total para el trigo, maíz, carne, pesca, mineras, entre otros. Durante este año el Gobierno nacional no disminuyó los cinco puntos prometidos de la retención a la soja, y sobre este sector opera UPC con planteos electoralistas. Schiaretti celebró la cosecha récord de granos y dijo que las retenciones a la soja deben eliminarse definitivamente en dos años y reemplazarse por otros impuestos, “porque queremos que la plata del campo se quede en el campo, en los pueblos y en las ciudades de Córdoba”.

Una estrategia para incentivar a la agroindustria y generar valor agregado en origen sería aumentar las retenciones sobre la exportación de productos primarios y reducírsela a la comercialización de manufacturas de origen agropecuario.

¿De qué modo esta iniciativa resolvería los problemas que aquejan a nuestra economía? De acuerdo a los datos del mercado de trabajo del 2° trimestre de 2017 publicados por Indec, el empleo creció, en términos absolutos, 0,5%, es decir por debajo del crecimiento demográfico anual que es de 1%. En consecuencia la tasa de empleo cayó pese a los augurios de repunte económico. Si comparamos interanualmente el segundo trimestre de este año con el de 2016 (año en que la economía cayó 2.3% según Indec) poniendo el foco en los indicadores de empleo, vemos que, si bien la economía creció un poco, el empleo se mantuvo sin mayores variaciones. En otras palabras, no se generó el empleo para absorber a nuevos trabajadores por el crecimiento vegetativo de la población. El año pasado el número de ocupados era bajo, al igual que durante este año, donde se incrementa la cifra de desempleados e inactivos.
Si reparamos en la cantidad de trabajadores que emplea cada sector (Informe sobre la situación y Evolución del Trabajo Asalariado en el Sector Privado publicado por Indec en junio de este año) vemos que el ranking lo encabeza la industria manufacturera empleando a un 19% de los asalariados y el sector agricultura, ganadería y caza solo emplea a un 5% de los trabajadores registrados. Los números son elocuentes, es indudable que la actividad industrial ocupa un lugar importante en la absorción de mano de obra, a diferencia de la actividad primaria que es poco significativa en materia de empleo pero crucial en la generación de dólares genuinos. A todo esto, no son pocos los analistas económicos de distinta orientación teórica que sostienen que el desarrollo del país debe erigirse sobre la industrialización del agro aprovechando las ventajas competitivas del campo, por sobre la industria pesada. Ahora bien, la política de retenciones cero a la producción agropecuaria atenta contra el desarrollo industrial aplicado al agro; por el contrario, tiende a reprimarizar la economía, puesto que aumenta la renta del productor agropecuario. La quita de retenciones va a contramano del planteo de hacer de la Argentina el “supermercado del mundo”, planteado por el Presidente en varias oportunidades.

Especialistas estiman en 48.015 millones de pesos la caída de ingresos durante el año pasado por la quita de presión tributaria sobre la renta agropecuaria.

Las retenciones cero hacen que el agro pierda su rol como generador de divisas y repercute negativamente en la recaudación del Estado. Durante el 2016 la recaudación tributaria creció solo un 34,6% en comparación con la del 2015. Ahora bien, la inflación registrada durante el 2016 fue de 40 por ciento y, por otro lado, la recaudación contempla también la suma considerable que ingresó mediante el Sinceramiento Fiscal o blanqueo de capitales. La evidencia empírica da cuenta de que la quita de las retenciones se sintió en las cuentas fiscales. Especialistas estiman en 48.015 millones de pesos la caída de ingresos durante el año pasado por la quita de presión tributaria sobre la renta agropecuaria. Con todo esto, los datos anteriormente expuestos dicen que la rentabilidad extraordinaria que obtuvieron los grupos exportadores no sólo no se tradujo en mayor producción y exportaciones sino que tampoco implicó un avance del empleo.
Un informe del Centro de Estudio y Política Argentina (Cepa) pone en dudas los dichos de nuestro gobernador, quien sostuvo que reduciendo las retenciones incrementan las inversiones de los productores agropecuarios en el interior de Córdoba, ya que el aumento de la fuga de dólares nos permitiría afirmar que parte de la renta agropecuaria es fugada en lugar de reinvertida.
En esta línea, el trabajo de Cepa marca que “hasta noviembre de 2015, los flujos mensuales de salidas no superaban los u$s 1.000 millones y, a partir de ese momento, se acercan a los 2.000 millones de dólares. Entre enero y noviembre de ese año, el promedio de salida mensual fue de u$s 590 millones, mientras que entre diciembre de 2015 y abril de 2017 el promedio de salida mensual fue de u$s 1.037 millones de dólares, lo que indica un aumento del 75%“.

Esta política de quita de retenciones premia al productor de materias primas, quien puede obtener una ganancia extraordinaria con tan solo exportar commodities y debilita el poder del Estado al privarlo de un recurso tan estratégico como lo son las divisas. En contraposición, una estrategia para incentivar a la agroindustria y generar valor agregado en origen sería aumentar las retenciones sobre la exportación de productos primarios y reducírsela a la comercialización de manufacturas de origen agropecuario, sumado a un programa que incentive a la transformación de la materia prima con créditos blandos, por caso. El investigador de Conicet y especialista en historia agraria Osvaldo Barsky considera “suicida” romper con el esquema de retenciones, “por ser una condición del bienestar general, incluso del mismo sector agrario”. Estos tributos a la renta son “el corazón de la economía. Es lo que garantiza que los precios internos no se disparen, que haya superávit fiscal, que entren recursos para pagar la deuda y que se puedan acumular reservas”, puntualizaba el autor de Historia del Agro Argentino.

 

...

cine_nota2 Chapa informativa para construcción páginas de estrenos de cine

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
[Desde junio en todos los kioscos de la capital de Córdoba]


Te puede interesar