El joven absuelto por falta de pruebas dijo que vivió “una película de terror”

Córdoba 05/10/2017 Por
El muchacho de Carlos Paz estuvo 18 meses preso en Bouwer por un robo que no cometió, contó que en el juicio no estaban presentes ni víctimas ni testigos.
Cristian Dematei
"No recibí disculpas de nadie" dijo el joven al recuperar la libertad en la primera audiencia de su juicio.

Cristian Dematei, el joven de Villa Carlos Paz que estuvo preso 18 meses en Bouwer por un robo que no cometió, aseguró este jueves a la emisora Cadena 3 que no recibió ninguna explicación ni recibió disculpas de nadie.

Calificó la experiencia como "una película de terror". "Jamás en mi vida me imaginé pasar por esto, estuve 18 meses detenido en Bouwer sin explicación, prueba o motivo. Simplemente con una denuncia que esta persona hizo, alcanzó", dijo tras recuperar su libertad.

El muchacho fue acusado en febrero de 2016 de robo calificado, por una mujer que era la empleadora de su hermana y que vio una foto en Facebook de Cristian, identificándolo como el asaltante que le llevó 75 mil pesos. Sin embargo, no tenía otra prueba que lo inculpara.

"Llegué a juicio y era la primera audiencia debate. El tribunal no encontró prueba alguna para llegar a sentencia. Gracias a Dios lo resolvieron y llegaron a fondo con este tema", dijo Dematei.

Según recordó, la fiscal en la primera audiencia del juicio le dijo: 'Al tribunal no le alcanza con una fotografía de Facebook para alcanzar una sentencia'", destacó y precisó que en la sala no estaban “ni las víctimas ni los testigos", precisó. "No recibí disculpas de nadie", señaló.

“Nunca me imaginé que iba a llegar a la cárcel. Mis padres me enseñaron muchos valores, cómo ser buena persona. Estaba empezando una nueva vida. Estaba con mi mujer, tenía un bebé de dos meses, estaba trabajando. Fue muy difícil, muy duro", aseguró.

De su dramática experiencia privado de la libertad, dijo que tuvo una pelea en prisión, pero que "gracias a Dios" se pudo defender. "No entendía qué hacía ahí. Fueron pasando los meses y me fui haciendo fuerte. Me fui adaptando", admitió.

Ahora, Cristian quiere disfrutar de su libertad. "Por ahora quiero disfrutar de mi bebé que está caminando y de mi familia. Ver qué se hace y recuperar mi trabajo".

En cuanto al episodio que lo llevó a esta historia de terror remarcó que "nunca apareció la plata ni los verdaderos ladrones que habían sido identificados pero nunca buscados".

bouwer Un joven estuvo casi dos años preso por un robo que no cometió

Te puede interesar