Crimen del rugbier: "Pensé que había pisado un pozo", dijo la imputada

Policiales 12/09/2017
Julieta Silva dijo que no quiso atropellar y acabar con la vida de Genaro Fortunato, su pareja desde hacía dos meses y quien, se supo en las últimas horas, estaría esperando un hijo de su novia anterior.
julieta silva fortunato
Julieta Silva, la imputada, tiene 30 años y es madre de dos hijos. - Foto: Portal del Sur

Tras la imputación de la mendocina Julieta Silva (30) por homicidio doblemente agravado por el vínculo de pareja y por alevosía, la joven dijo que no quiso atropellar y matar a su novio, Genaro Fortunato (25), a la salida de un boliche de San Rafael tras mantener una discusión con el joven rugbier.

Durante la noche de este lunes, la acusada-madre de dos hijos y propietaria de un local de indumentaria- fue trasladada a la Penitenciaría local, arriesgando la pena máxima de prisión perpetua.

Según publicó el portal sureño Sitio Andino, la mujer pensó que estaba transitando sobre pozos en la calle. "Pensé que había pisado un pozo", expresó Silva, al tiempo que le aclaró a la fiscal que lidera la causa, Andrea Rossique, que se dio cuenta de lo que ocurrió cuando se lo señaló un cuidador de autos de la zona aledaña al bar La Mona que intentó detenerla.

"El chico me decía: lo pisaste, lo pisaste, pero no lo había visto", relató. Una vez que paró la marcha del Fiat Idea, se dio cuenta de que había atropellado a su pareja por lo que no dudó en "llamar inmediatamente al 911".

Genaro Fortunato

Desde que ocurrió la tragedia en la madrugada del sábado, Silva no pudo prestar declaración ante la Justicia ya que se encontraba bajo estado de shock, denominado por los profesionales forenses "reacción vivencial anormal" y estuvo internada en el área de Salud Mental del hospital sanrafaelino Teodoro Schestakow.

Durante la mañana de este lunes, la fiscal, antes de imputarla y tomarle declaración, aclaró que "no podía tomar una medida de privación de libertad en el estado de angustia en que estaba esta chica". En tanto, la funcionaria judicial dejó en claro que Silva no atropelló al joven dos veces, como se conoció en un primer momento, por lo que descartó la versión inicial de que ella atropelló a Fortunato, continuó la marcha, dio un sorpresivo giro en "U" y lo arrolló. Asimismo, se espera que este martes la fiscal pueda avanzar en la causa, sumando nuevas pruebas y testimonios que complican a esta mujer.

Para los investigadores, el desencadenante de la furia de Silva sería un mensaje en el celular que recibió Genaro de una ex novia de su edad, con quien estaba esperando un hijo. Tras el sorprendente desenlace, la futura mamá, Agostina Quiroga Arana, utilizó las redes sociales para recordar y despedir al joven con un mensaje que confirmó que espera un hijo con él. "Así eras vos... Siempre tan feliz, tan jodón, tan vos.. así quiero que te conozca Fran.. un pedacito tuyo quedó acá y estoy feliz de que sea yo quien lo de?", expresó Agostina en su perfil de Facebook, donde comenzó a recibir infinidad de comentarios de aliento ante el futuro que le espera junto a su pequeño bebe.

Por su parte, el padre de Genaro, consternado por la pérdida de su hijo, escribió un sentido mensaje en su perfil de Facebook. "Se me ha apagado el sol, me falta el aire, me cuesta moverme....pero aquí estoy mi bebe, como siempre. Te amo hijo mío", expresó Miguel Fortunato.

Fuente: Sitio Andino y Diario UNO

Nota relacionada:

Genaro Fortunato Un embarazo habría sido el detonante de la muerte del rugbier mendocino

Te puede interesar