Sentirse parte y hacer posible la cultura entre muchos

Cultura & Espectáculos 09/08/2017 Por
El crowdfunding o financiamiento colectivo de proyectos culturales crece lentamente pero a paso firme en nuestra ciudad. En el camino, es la misma metodogía la que va dejando de ser moda y se asienta como paradigma alternativo de producción.

chapa_ed_impresa_01

No es lo mismo hacer una pre-venta que financiar colectivamente. La diferencia es sutil pero importante. En ambos casos el artista o creativo lo que intenta es conseguir los recursos antes de producir el material, justamente para tener el presupuesto necesario y poder hacer la inversión. Quien aporta sabe que está colaborando con un proyecto que le interesa, ya sea por la temática, por el producto en sí mismo o por la relación con el artista; y sabe que recibirá el producto deseado un tiempo después. Hasta ahí las semejanzas. Sin embargo, cuando se habla de “pre-venta” el foco está puesto en la actividad comercial, es una venta que se hace antes. Se trata de una transacción económica para acceder a un producto, ya sea un libro, un disco, las entradas para un festival o película, etcétera. No hay nada en el nombre que dé idea del modo de hacer comunitario que sí está presente en el nombre del financiamiento colectivo.

En las campañas de financiamiento colectivo, generalmente se usa una plataforma diseñada a tal fin, en la Argentina las más conocidas y utlizadas son Panal de Ideas e Ideame, en las que el artista presenta su proyecto con un video y una descripción, y ofrece una serie de recompensas de diversos valores para que la comunidad interesada elija, participe y difunda. Las campañas tienen un plazo, que suele ir desde los 15 a los 60 días, para conseguir el financiamiento, luego del cual y si el proyecto fue exitoso, se debe producir el material elegido y comunicarse con los activistas o colaboradores para hacérselo llegar.

El término en inglés, crowdfunding, aún no encuentra una traducción que deje contentos a todos. Tal vez la traducción más precisa sería “financiamiento de masas”, porque son muchas personas las que hacen pequeños aportes para conseguir un financiamiento. Pero “masas” da la idea de un montón de individualidades sueltas, dispersas, lo mismo sucedería con otra de las traducciones posibles, la de “micromecenazgo”. Pero justamente de lo que se trata es de un grupo de gente que se reúne alrededor de un interés cultural común. Entonces la expresión “financiamiento colectivo” aglutina los elementos o cualidades que conforman una buena campaña de este tipo: la confianza de la gente que participa pagando por anticipado, la generosidad o solidaridad de querer hacerlo para darle una mano al artista, la devolución agradecida del artista, cumpliendo lo que prometió en la campaña. De lo que finalmente se trata es de la idea de una comunidad protagonista que se siente parte, que desea y participa activamente en la construcción de una cultura que favorezca la diversidad, con lugar para los proyectos independientes y autogestivos que no serían posibles, redituables o viables desde una perspectiva comercial tradicional. Se trata de una comunidad conformada por artistas y colaboradores, que la cuidan y la hacen crecer juntos.

Comparto a continuación algunos proyectos cordobeses que eligieron esta forma de financiamiento para crear y producir. Están todos invitados a ser parte y hacer posible la cultura entre muchos.

Sinfín

Lucas Heredia

El músico cancionista cordobés llevó adelante hace un par de meses una campaña de financiamiento colectivo para editar físicamente su último disco Sinfín. “Un disco de canciones como estuches sonoros, que busca en cada una de ellas retratar esa magia compartida”... decía Lucas en el video de la campaña. Se trata de un disco acústico, en el que tuvo la oportunidad de jugar y grabar todos los instrumentos.
Como sucede con producciones discográficas o cinematográficas, muchas veces las campañas se enfocan solo en una parte del proceso de producción, en este caso la edición física del material, que es muy costosa para un músico independiente. En palabras de Lucas Heredia: “La posibilidad de hacerlo depende de que ustedes se hagan cómplices del proyecto. Ser cómplices significa hacer posible de que sea publicado este disco. Cada aporte que ustedes hagan permitirá que este disco sea parte del paisaje sonoro compartido”.
La campaña reunió 151 colaboradores que juntaron el 109% de lo necesario en una campaña que ofrecía discos autografiados, la discografía anterior del autor, remera con estampa del disco o menciones como productor. Acabada la campaña tuvo lugar la Gira Sinfín Europa 2017 que Lucas fue compartiendo en hermosas galerías de fotos en su fanpage. El disco hoy por hoy está disponible para escuchar o comprar /regalar en bandcamp.com y se prevé una presentación oficial en Córdoba en el mes de octubre.

Los hijos imaginarios

Matías Herreda Córdoba, coedición de Editorial Gráfica 29 de Mayo y Borde Perdido Editora

“Qué difícil es ser padre de hijos imaginarios cuando el tiempo está frío, gris, llovizna y ellos no pueden salir al patio. Todo el día me rondan, me hablan, preguntan.
Por la noche quieren que les lea un libro. Entonces les digo que se tiren todos en la cama. El del medio pide cuentos cortos” (fragmento del libro).

Matías Herrera Córdoba es guionista, director y docente. Realizó los cortos “La Creciente” y “Mis Pies”, co fundó la productora El Calefón, forma parte de la muestra “Pertenencias”, organizada por el FNA e integra el grupo Cineclub La Quimera, por mencionar solo una parte de su trayectoria. Fue jurado en festivales de cortos y largometrajes. Dictó talleres en el Movimiento Campesino de Córdoba, en el ex centro clandestino de detención Campo La Rivera, en programa Cine en curso y actualmente da clases en la escuela secundaria PIT Evita, continúa trabajando en El Calefón y prepara su próxima película. “Los Hijos Imaginarios” es su primer libro y está editado gracias a una co edición de dos sellos independientes de Córdoba: Borde Perdido Editora, nacido en 2013 tiene como premisa poder cruzar, atravesar y habitar las prácticas de la literatura y las artes visuales. Encara su primera coedición junto a la Editorial Gráfica 29 de mayo, creada en 2011, quien se dedica a iniciativas autogestionadas y cooperativas de autores inéditos que persiguen una narrativa política, poética y social. Varios de sus trabajos fueron realizados y financiados colectivamente desde la plataforma Panal de ideas, donde también está disponible “Los hijos imaginarios” hasta el 4 de septiembre con recompensas que incluyen el libro, postales y calcos.

El viaje de Nahuel, el niño-jaguar

Jó Rivadulla e Iván Zigarán, Ediciones de la Terraza

El proyecto, impulsado por el sello Ediciones de la Terraza, consiste en convertir en libro una idea original de Jó Rivadulla (guionista) e Iván Zigarán (dibujante), quienes se aventuraron a crear una historia que comenzaron a publicar en Facebook y que ahora quieren transformar en un libro de formato grande con 168 páginas a todo color. “El viaje de Nahuel, el niño-jaguar” es una novela gráfica narrada en clave de historieta, dirigida principalmente a chicos y chicas, aunque con múltiples y diversos guiños a público general, invitándolos a una aventura por diversos puntos de sudamérica en una aventura llena de acción, personajes mitológicos e históricos, nociones de supervivencia, ecología y juegos.
La campaña en Panal de Ideas finaliza el próximo 15 de agosto y hay varias opciones de recompensas para sumarse a la comunidad que apoya la edición de este libro y que a la fecha lleva casi 100 activistas y acaba de superar el 50%. Se puede elegir pósters, el libro, el medallón mágico que usa Nahuel en la historia, distintos packs con otras producciones de los autores, ¡hasta se puede elegir ser un personaje de la novela!, entre otras. El libro está editado por Ediciones de la Terraza, sello que publica literatura ilustrada, licenciada con Creative Commons y apuesta por otras formas alternativas y solidarias de producción editorial. Ya lleva 10 libros financiados de esta manera.

Latinoamericanas

Romi López

Latinoamericanas es el tercer material discográfico de Romina López, en él propone un recorrido de canciones pertenecientes a compositoras mujeres latinoamericanas, haciendo hincapié en las nuevas compositoras como son Marta Gómez, Lila Downs, Ana Prada, Adriana Calcanhotto, Ana Robles, entre otras. También incluye algunas obras de compositoras mujeres que hace tiempo forman parte del cancionero latinoamericano.
Los arreglos musicales fueron realizados por el arreglador y pianista Mario Tozzini para una formación de piano (Mario Tozzini), bajo (Fer Mendez) y batería y percusión (Rodri Díaz). Contó con la participación de Sebastián “Bachi” Freiría en guitarra eléctrica y Diego Marioni en percusión y accesorios. Y tiene como invitada especial a Marta Gómez.
La gráfica del disco está a cargo de la artista plástica Malena Echeverría quien realizó obras originales para la tapa y cada una de las canciones del disco y su obra contribuirá a que la edición física del disco se piense como un disco objeto.
La campaña busca recaudar $35.000, promete varias sorpresas con el correr de los días y finaliza el 28 de agosto.

Tapa Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
[Desde junio en todos los kioscos de la capital de Córdoba]


Te puede interesar