El Córdoba Rugby “fala portugués”

Actualidad deportiva 02/08/2017 Por
El club de barrio Liceo concretó a modo de intercambio cultural las presencias de un rugbier y un árbitro brasileños, como proyecto de integración internacional y futuros negocios. Los trajo la compañía “Rugby in motion”, para trazar lazos con extranjeros que disfrutan de la pelota ovalada.

chapa_ed_impresa_01

La fiebre de los Pumas y el crecimiento evidente que consiguió con gloria el seleccionado argentino de rugby a nivel mundial fueron tentación de muchos admiradores del deporte de la guinda, que embelesados por la pasión criolla, buscan una experiencia desde las bases. Así fue como el club Córdoba Rugby, en pleno barrio Liceo, dio el primer paso integrador y global para sumar valores humanos y enriquecer la esencia del deporte.
Por eso es que desde hace dos meses está incorporado un rugbier brasileño y sentó el precedente de incorporar un árbitro de la misma nacionalidad para que dirija los partidos de la Unión Cordobesa de Rugby. Ambos llegaron de Río Grande Do Sul.

Samuel Grandos, de 26 años, fue el punto de partida de un intercambio cultural sin precedentes en Córdoba. “Estoy muy feliz por el recibimiento que tuve desde que llegué, me hicieron sentir uno más. Estuve cuatro semanas y aprendí mucho. En Argentina, el rugby se vive con pasión y mucho corazón”, contó el brasileño con nostalgia, ya que continuará su formación arbitral por Chile y Australia, anhelando poder regresar. Las conexiones y el asesoramiento estuvieron a cargo de la compañía “Rugby in motion”, que se aboca precisamente a fortalecer los lazos que genera el deporte de la pelota ovalada con experiencias y proyectos que acompañan toda la mística.
Grandos dirigió los partidos de Seven del Tala y la categoría intermedia, bajo la lupa de dos especialistas, y además controló otros encuentros no oficiales en Carlos Paz. Pero como frutilla del postre, oficialmente fue juez de línea en un encuentro de Primera. Mejor capacitación, imposible.
“En Brasil el rugby no tiene mucho desarrollo. Todo es fútbol, casi. Me sorprenden los clubes en Córdoba, que pueden tener hasta seis canchas de rugby. En mi país hay una sola y la usan todas las divisiones, así es imposible el alto rendimiento. Yo entrenaba una vez a la semana, y aquí tenía test físicos y técnicos todo el tiempo”, agregó el “brazuca”.
“Voy a extrañar el tercer tiempo. En Argentina y el rugby eso es sagrado y me encanta... Feliz estoy con esta experiencia, me ayudó muchísimo a crecer; la cultura argentina es muy exigente en cuanto a compromiso y dedicación en los deportes. Prevalece la amistad sobre todo, a pesar de la competencia. Es lo más lindo de la idiosincrasia de este juego. Quiero agradecer a Javier Macuso y Domingo Beazutti por la generosidad en el trato. Antes de fin de año, podría regresar acompañado de otro contingente de países vecinos también atraídos por la propuesta de “Rugby in motion”, puntualizó.

En la cancha también

Eduardo Malmann es otro embajador brasileño en el rugby cordobés, incorporado en las filas de Córdoba Rugby, incluso disputando cotejos a nivel oficial. Y para eso tuvo que aprender a amoldarse al estilo argentino, al valor agregado en cada jugada y todo lo que conquista de “los Pumas” a nivel mundial.
“Pasé un hermoso momento en Córdoba y quiero volver. La dedicación es casi profesional a pesar de que en Argentina es un deporte amateur, algo que no se nota. El clima en el vestuario se vive de manera espectacular. Quiero agradecer a los dirigentes de Córdoba Rugby, a la gente que me trajo y a toda la sociedad que me abrió las puertas como si fuera un hermano más. Me llevo crecimiento deportivo y humano también. Espero volver en octubre”, cerró diciendo Malmann.
El primer paso fue dado con éxito y Córdoba Rugby fue pionero con esta iniciativa. El intercambio está abierto. Argentina es siempre una tentación para aquellos fanáticos de la guinda y que Córdoba sea la escala inicial tiene un significado especial.

“Rugby in motion” para seguir girando

La compañía cordobesa “Rugby in motion” es un agente principal de giras, intercambios y clínicas de rugby de Argentina hacia el mundo, asistiendo a clubes y jugadores de cualquier rincón y nacionalidad, y además facilitando el acceso a oportunidades deportivas en el exterior. Nació como una empresa social-deportiva, creada con el fin de promover y desarrollar las giras a nivel local e internacional, manteniendo la unidad bajo la bandera y espíritu del rugby, con todos sus valores. Además de los intercambios, organizan tours y giras para equipos de rugby masculino y femenino de todas las divisiones en el exterior, acompañado de charlas deportivas y coaching relativo a la disciplina y los aspectos cotidianos de la vida. Ya hay contactos en congresos, fundaciones y otras actividades relacionados al rugby en diferentes ciudades del mundo. Gonzalo Giménez y Martín Barseghian son los fundadores, que dieron el puntapié inicial de toda esta mística en Córdoba Rugby, donde fueron recibidos con los brazos abiertos y la satisfacción de la mejor reputación como saldo de las jornadas de intercambio. Aquí se puede vistar la web de Rugby in Motion

 

Tapa Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
[Desde junio en todos los kioscos de la capital de Córdoba]


Te puede interesar