Gustavo Fernández, cuando el resultado queda en segundo plano

Actualidad deportiva 17/07/2017 Por
El oriundo de Río Tercero este año disputó las 3 finales de los Grand Slam jugados. Campeón en Australian Open y finalista en Roland Garros y Wimbledon.
fernandez

chapa_ed_impresa_01

Seguramente muchos se quedarán con la imagen del segundo puesto de Gustavo Fernández en la final del tenis adaptado en Wimbledon. Pero no hay dudas de que la historia debería ser más amplia y lo que debería quedar como imagen central es la de un joven deportista que nunca bajó los brazos y que llegó nuevamente a un juego definitorio con la bandera de la superación.


Mostrándose como un ser humano que con el paso de los años se transforma con más fuerza en un ejemplo de superación y de valores extradeportivos, el “Lobito” viene de una familia dedicada al deporte y encontró con su actividad, la manera de demostrar que cuando muchos se dan por vencidos, existe la chance de crecer y de lograr cosas importantes.
Gustavo se transformó en un referente deportivo y algo más. Pasó a ser para muchos un modelo que enseña que con esfuerzo y trabajo, los sueños que se desean pueden conseguirse.


El resultado de la final seguramente no fue el esperado desde el punto de vista deportivo. La derrota ante el sueco Olsson quedará en las estadísticas. Sin embargo, lo que no quedará en las estadísticas, pero que será un modelo de aprendizaje, es su voluntad y su fuerza para llegar a ser los que es hoy: un deportista destacado que supera todos los días sus propias expectativas. Quizás su idea no sea ser referente, ni ejemplo para nadie, pero seguramente, sin proponérselo, “Gusti” sirve de guía para todos aquellos que quieren darse por vencidos, por el motivo que sea.

Gustavo Fernández perdió una final. No es la primera y seguramente no será la última. Pero estos casos son aquellos cuando el resultado pasa a segundo plano y se valoran otras cosas. Valor, superación, ponga la palabra que usted quiera, y agréguele una que el “Lobito” representa para todos y es simplemente orgullo.

...

Tapa Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
[Desde junio en todos los kioscos de la capital de Córdoba]


Te puede interesar