Evasores: los deportistas denunciados por problemas con el fisco

Opinión 13/07/2017 Por
Messi y Ronaldo son los mejores jugadores del mundo, pero también comparten un mismo lugar cuando bajan del podio. También las figuras más importantes de la Selección argentina tuvieron problemas con la evasión de impuesto, y en la lista se deben incluir a personalidades de todos los deportes.
evasores

chapa_ed_impresa_01

Cuando Ronaldo fue recientemente acusado por la Agencia Tributaria Española debido a evasión fiscal, el jugador declaró que abandonaría el Real Madrid, y todos los titulares hablaban de su posible partida del club español, pero en realidad se sumaba a una extensa lista de deportistas con problemas ante el fisco. Toda la delantera argentina tiene problemas de evasión de impuestos. Messi, Higuaín, Di María, Agüero y Pastore. Aunque habría que sumar al otro referente nacional: Javier Mascherano.
Lo mismo le pasa al Barcelona, donde Messi, Neymar y Suárez tuvieron sus inconvenientes con el pago de impuestos.Los casos de evasión fiscal en el deporte son muchos y variados. Pero esto no solo sucede en el fútbol, sino en los demás deportes y con figuras icónicas como Valentino Rossi, en Italia, y Boris Becker en Alemania, por ejemplo.

La evasión argentina

Maradona y Messi. Entre los argentinos, Messi fue el caso más sonado recientemente, aunque Diego Maradona también fue castigado por la justicia italiana por deudas de impuestos.
Messi fue sancionado con 21 meses de prisión por evadir 4 millones de euros entre 2006 y 2009.
La maniobra de Messi consistió en evitar declaración de ingresos al estado español que provenían de sus derechos de imagen, y por ello había pagado menos Impuesto a la Renta de Personas Físicas, como se le llama en España a nuestro Impuesto a las Ganancias. Similar maniobra habría realizado Mascherano, según la Hacienda española, derivando sus derechos de imagen a empresas extranjeras ubicadas en paraísos fiscales, o como se denominan actualmente, países de baja o nula tributación; en palabras simples, países con bajísimos impuestos. La defraudación de Masche fue por 1,5 millón de euros.
La operación consiste en crear una empresa en estos países-paraísos. Luego esta empresa “contrata” los derechos de imagen del jugador, al que le realiza un pago periódico, muy inferior al que cobra por sus derechos de imagen. Para ejemplificar, si determinado jugador hace una propaganda en algún país de Europa, la empresa que lo contrata paga sus servicios en Panamá, Islas Vírgenes o algún paraíso fiscal, y esta empresa le paga al jugador una cantidad muy inferior. De esta manera, la ganancia de la operación queda en esa empresa radicada en un paraíso fiscal donde tributa un 0,5% de impuesto. Y el jugador ante el fisco español declara haber “ganado” solamente lo que la empresa en el paraíso fiscal le abonó.
El problema para este tipo de maniobras es que el fisco español investiga, realiza la denuncia y el juez interviniente puede solicitar a determinados países la conformación de las sociedades, y en ese momento se verificaba que esas empresas eran las denominadas “fantasmas”, ya que no eran reales, no gestionaban los derechos de imagen, sino solamente servían para evadir impuestos, dejando así las ganancias en países de baja tributación.
Panamá Papers influyó en estos casos, ya que se verificaron quiénes eran los socios de las empresas y de esa manera se descubrieron muchos casos de evasión en donde la triangulación no era real, sino armada para evadir.

Otros delanteros, como Angel Di María y Javier Pastore ya fueron condenados por evasión impositiva. Di María, actualmente en el PSG de Francia, llegó a un acuerdo con la fiscalía española para evitar la prisión, por defraudar al estado en un millón de euros usando las empresas off-shore. La multa que abonó fue superior a los 3 millones de euros, según el diario As de España.

Ronaldo y las figuras del Real Madrid

El Real Madrid también tuvo y tiene jugadores con problemas en el pago de impuestos: Ronaldo, Figo, Casillas y Ozïl son algunos de ellos.
A Ronaldo, por ahora solamente denunciado, aún falta el proceso para que sea condenado o declarado absuelto. Su bomba de humo de amagar que se iría del Madrid resultó, porque los medios comenzaron a hablar de su posible salida del club “merengue” en lugar de analizar su situación judicial y su reprochable accionar con el estado.

El asesor del jugador es el también portugués Jorge Mendes, a quien Cristiano le regaló una isla griega para su casamiento. El regalo estaba valuado en 3 millones de euros. Ronaldo en su cuenta en redes sociales menciona a Jorge Mendes como “mi hermano”.
Iker Casillas, por su parte, tuvo que pagar 2 millones de euros a la Hacienda española, al igual que Xabi Alonso o David Villa.
Otro jugador portugués cuestionado por la evasión de impuestos fue Luis Figo, que debía 3 millones de euros, por lo que no había declarado entre 1997 y 1999.

El tridente del Barcelona

Pero no sólo los jugadores del Real Madrid han caído en evasión. Los integrantes del tridente también. A lo ya comentado sobre Messi, se suma lo de Neymar, a quien la justicia de Brasil le embargó el yate y el avión privado por evasión impositiva cuando era jugador del Santos, y fue condenado por un tribunal brasilero a pagar 45 millones de euros por fraude fiscal.
El que la sacó barata fue Suárez, quien había establecido una empresa en el Caribe cuando apenas tenía 20 años, y ese mecanismo le sirvió solo hasta llegar a España, ya que al arribo, su representante, el hermano de Pep Guardiola, le sugirió un cambio de situación y eliminó la anterior empresa, creando una nueva en España, pagando más impuestos pero evitando problemas con el fisco.

Huir para no pagar
La principal forma de evasión entre los deportistas es triangular ingresos a través de paraísos fiscales, tal como lo comenta la experta española Cristina García Herrera, especialista en tributación internacional. “Cambiar de residencia es una forma de cambiar el lugar donde se tributa. Puede ser real o ficticia. Para ser residente español basta con pasar más de 180 días en el país” dice García Herrera. Fernando Alonso se mudó a Suiza, para pagar menos, pero lo hizo realmente, y aunque sus auspiciantes eran empresas españolas, el pagaba sus impuestos fuera del país. Aunque hace poco tiempo volvió a residir a España, pagando casi 15 millones anuales de impuestos. Carlos Moyá, el famoso tenista, también se mudó a Suiza.

Un deportista que la pasó mal con el cambio de domicilio fue el gran campeón Boris Becker, acusado por evadir casi dos millones de euros entre 1991 y 1993: declaraba que vivía en Montecarlo, cuando en realidad pasaba la mayoría del tiempo en Munich. Debió pagar una multa de 375.000 euros. De otro ámbito, pero Gerard Depardieu se mudó de Francia quejándose de lo alto de los impuestos y fijó su residencia en Rusia. Jagger también se fue del Reino Unido huyendo de los altos impuestos británicos.

Tenistas en problemas
Boris Becker fue denunciado por evasión. También la tenista más grande de todos los tiempos, Steffi Graf, tuvo problemas de impuestos y su padre terminó en la cárcel por dos años. André Agassi, su yerno, dice en su biografía que su suegro era un hombre complicado y que en la primera vez que hubo reunión familiar terminó a las trompadas con su padre. Graf padre usaba empresas fantasmas en paraísos fiscales para evitar el pago de impuestos. La fortuna de la hija llega hoy a los 100 millones de dólares.
Rafa Nadal fue investigado por tener su domicilio fuera de su Manacor natal, y colocados en lugares donde la tributación es menor.
La tenista española Arantxa Sánchez Vicario debió pagar 3,5 millones de euros por impuesto a las ganancias correspondientes a los años 1989 y 1993, ya que se había mudado a Andorra, en lugar de España. La investigación demostró que vivía y residía en España, y la opción de Andorra era solo una ventaja impositiva ya que este pequeño país tiene impuestos muy bajos.

 

Deportistas famosos
La lista de deportistas famosos con problemas de impuestos es casi infinita.
James Rodríguez, Alexis Sánchez, Romario, el basquetbolista Allen Iverson, pero un caso paradigmático fue el del italiano Valentino Rossi.
El campeón de motociclismo, símbolo para los italianos, festejaba los triunfos levantado la bandera de su país en cada vuelta de honor. Pero muchos italianos lo terminaron criticando cuando se enteraron de que el fisco italiano le reclamaba 112 millones de euros, tal vez el fraude fiscal más elevado de todos los deportistas. Aunque la multa no fue oficializada, habría sido de 43 millones de euros.

...

Tapa Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
[Desde junio en todos los kioscos de la capital de Córdoba]


Te puede interesar