Cura incitó a los pobladores a “levantarse en armas" contra la educación sexual

Sociedad 09/07/2017
Ocurrió en Malargüe, en Mendoza, durante el acto oficial por el Día de la Independencia. El sacerdote Jorge Gómez se opuso rotundamente a una jornada de educación sexual destinada a estudiantes secundarios por considerarla "poco ortodoxa".
padre de Malargue
Gentileza Diario Los Andes

Mientras el acto oficial por el Día de la Independencia seguía su curso natural, un sacerdote de Malargüe, instó a la población a levantarse en armas para defender a sus familias. El discurso se produjo en rechazo a una jornada de educación sexual realizada en el departamento ubicado al sur de la provincia de Mendoza.

El cura Jorge Gómez, más conocido por su apodo "padre Pato", se despachó con su intento de movilización durante la invocación religiosa que tuvo lugar en la plaza Independencia de Malargüe. Allí  se mostró en contra de la jornada de educación sexual ofrecida por la comuna el pasado 30 de junio que estuvo destinada a los estudiantes secundarios.

El religioso expresó su disgusto aludiendo al uso de penes de madera para que los estudiantes de las diferentes escuelas les pusieran preservativos. "¿Eso es educación sexual?”, se preguntó indignado.  Y enseguida se contestó  a sí mismo: “Eso es una ofensa a Dios, y tenemos que levantarnos en armas para defender nuestras familias”.

“Permítanme este mensaje, porque amo Malargüe y amo la familia; y tenemos que amarla todos”, dijo el cura. Acto seguido, invitó a orar "pidiendo a Dios el perdón y la gracia” a quienes se apersonaron en el encuentro dominical.

En tanto, Carolina Sandmeier, profesora de nivel secundario y directora de Promoción Educativa de la comuna local, comentó que la actividad fue organizada junto a profesionales del programa provincial de Salud Sexual y Reproductiva.

Según su opinión, “las jornadas fueron un éxito por varias razones: era la primera vez que se podían hacer en Malargüe". “Desde que se creó el programa asistieron casi 300 jóvenes acompañados de sus docentes y tuvieron la libertad para expresarse sobre esta temática”.

La educadora también explicó que se abordaron todos los métodos anticonceptivos, cómo prevenir el embarazo adolescente y en última instancia las capacitadoras les enseñaron a los jóvenes el método para colocarse un preservativo. Según da cuentas,  se valieron de "unas maquetas que son unos penes de madera”. Al mismo tiempo, considera que es un tema natural y necesario para los chicos de las escuelas secundarias, que es en definitiva a quienes van dirigidas las jornadas en cuestión.

Según el diario Los Andes, la docente enfatizó en que el problema radica en la Iglesia católica que se opone: “primero hicieron hablar a los adolescentes de una escuela religiosa, luego mandaron a su gente a presionar al Concejo Deliberante y quieren pedir la banca del ciudadano, además de que dijeron que se incitaba a la sexualidad".

La profesora admitió que “no es la primera vez que este cura -al que tildó de "polémico"- se toma estos atrevimientos y desde la Iglesia se imponen cosas en Malargüe”. Por último, la docente aseguró creer en el Estado y la educación laica, motivo por el cual, solicitó que la temática sexual sea tratada adecuadamente y conocida  públicamente.

 

 

Te puede interesar