Consiguieron un santuario para trasladar a Tango, el león del Zoo

Sociedad 10/07/2017 Por
La abogada proteccionista Beatriz Torres buscará reunirse con las autoridades municipales y del Zoológico de Córdoba para llegar a un consenso. La directora de Ecosistemáticos confirmó que un santuario sudafricano espera al animal. Galería de Fotos.
Ver galería Zoo Cba_10
1 / 14 - Fotoreportaje: Consuelo Cabral

chapa_ed_impresa_01

Por Consuelo Cabral

Tango, el “rey de la selva”, nacido en cautiverio, no tiene garras. Vive solo en un cuadrado de cemento donde el cartel que lo describe reza que “es el único felino de hábitos gregarios”. Un solo colmillo asoma de su boca cuando bosteza. Tango no ruge. Apenas si abre sus fauces para lanzar ese bostezo cansado, mientras sus espectadores le arrojan piedras para que se mueva, pero él, flaco y desgarbado, sin melena que lucir, los mira indiferente y se resigna a pasar las horas en su jaula de barrio Nueva Córdoba.

La abogada proteccionista Beatriz Torres, directora de Ecosistemáticos e impulsora de distintos proyectos de ley para luchar contra el maltrato animal, confirmó a La Nueva Mañana que impulsará el traslado de Tango, el león del Zoológico de Córdoba, a un santuario sudafricano donde viviría cuidado por especialistas en un ambiente lo más libre posible, dentro de las posibilidades de un animal criado en el encierro, que entre tantos instintos perdidos no sabe cazar para comer. “Estoy emocionada, después de mucho tiempo hemos conseguido que este espacio, sin jaulas ni barrotes, tenga un lugar para que Tango pueda volver a su hábitat natural después de todo el sufrimiento y las denuncias que por este motivo se han realizado contra el Zoológico”, dijo Torres.

Esto depende de las autorizaciones tanto de la Municipalidad de Córdoba, como del propio Zoológico, quienes en conjunto con veterinarios, deben analizar si el animal se encuentra en condiciones de ser trasladado o no.

Las denuncias a las que hace referencia la letrada acusan al director del Zoo, Daniel Villarreal, de maltrato animal y violación a la ley 14.346, al entender que algunas especies nunca fueron liberadas, ni trasladadas a sitios adecuados, siendo que son sujetos de derecho no humanos. Villarreal se encuentra imputado por presunto maltrato animal reiterado por el estrés y la disminución del sistema inmunitario que estarían sufriendo algunas especies al estar enjauladas en espacios muy reducidos.

Zoo Cba_12

En ese sentido, el también abogado especializado en maltrato animal, Christian Casas Cassattaro, ya lleva realizadas dos presentaciones judiciales. La primera, por los “sufrimientos innecesarios” a los que son expuestos los animales, ya que los habitáculos donde se encuentran son reducidos y la segunda, porque les cortaron las alas a los flamencos.

Búsqueda de autorización

Respecto al posible traslado de Tango, que desde el año 2008 vive en el Zoo, Torres explicó que “lo primero ahora será sentarse a dialogar con las autoridades municipales y del Zoo para llegar a un acuerdo. Por ello, las próximas semanas desde Ecosistemáticos convocaremos a una mesa de diálogo donde la prioridad será la salud del animal y su devolución a un ambiente natural, donde sea cuidado amorosamente”.

Torres contó que “Sudáfrica es el destino confirmado para Tango ya que es su hábitat natural, por eso buscamos un santuario específico para felinos. Ahora sólo nos resta reunirnos con las autoridades para contar una voluntad cierta y comenzar el proceso que es complejo pero posible y urgente. Desde el santuario lo único que me piden es el certificado de salubridad, el estado de salud del animal con los certificados médicos veterinarios, con sus vacunas y sus desparasitaciones”. En caso de lograrse un acuerdo con las autoridades, Tango viajaría desde Argentina hasta San Pablo, de allí a Johannesburgo y allí seguiría hasta su destino final.

“En enero de este año se viralizaron las filmaciones donde se puede ver a Tango sufriendo la soledad”, recordó Torres. En dicha oportunidad, el director del Zooológico, Villarreal, dijo que no había ninguna conducta o síntoma que haga prever que el animal está enfermo.
Sin embargo, en las fotografías tomadas por este medio, se ve lo contrario.

Asimismo, en diálogo con La Nueva Mañana, Casas Cassataro hizo hincapié en la necesidad de cerrar los zoológicos en Argentina: “Tenemos que dejar de lado la exposición y explotación animal y crear áreas verdes idóneas para recuperar y rehabilitar animales que posteriormente puedan ser liberados en su hábitat natural”. Además, el abogado sostuvo que el Zoo no cumple la función de centro de rehabilitación y recuperación de ciertas especies que llevan años allí. Indica que el cautiverio disminuye la calidad de vida de los animales y pide que los que no puedan recuperarse sean trasladados a santuarios “donde pasen sus últimos años en contacto con pasto y agua”.

Qué es un santuario

La misión de los santuarios es generalmente ser un sitio seguro donde los animales reciben el mejor cuidado posible que se les puede dar. Los animales no son vendidos, cambiados o usados para experimentación con animales, sino que son residentes y tienen la oportunidad de vivir tan naturalmente como sea posible en un entorno protector.
Estos lugares están destinados a animales que han sido rescatados para que tengan una vida feliz el resto de sus días. Normalmente estas instalaciones están habitadas por animales que han sido explotados, maltratados, zoologizados o abandonados. En los santuarios reciben una segunda oportunidad para vivir protegidos y en armonía hasta su muerte natural.


#ArgentinaStopZoos: busquemos remediar la esclavitud de los inocentes

Hace ya algunos años despertó en mi consciencia el anhelo de trazar un camino de compasión. La sensación de que no podemos pasar por esta vida tolerando lo que nos duele. Que podemos y debemos hacer para que lo mejor suceda. En el desempeño como abogada, con casi 25 años compensando injusticias humanas advertí que existe una iniquidad e injusticia suprema como lo configuran las cárceles de inocentes; los zoológicos.

El primer zoo del mundo fue la ménagerie royale de Versailles (casa de fieras real de Versailles), concebida por Luis Le Vau para Luis XIV e inaugurada en 1664. El primer zoológico moderno fue el Zoológico de Viena, inaugurado en 1765 ante la necesidad de un monarca omnipotente de eterno reinado, sintiendo que todo le pertenecía. Pues es aquí donde luego de varios siglos debemos preguntarnos si eso puede seguir así o hemos evolucionado. Si alguien puede atribuirse arbitrariamente el derecho de decidir quien viva o muera esclavo.

Pero atentos! Los animales zoologizados están presos sin presunción de inocencia, sin debido proceso o juicio previo y lo más importante sin una causa o motivo que los condene. Son seres sufrientes, inocentes sometidos a vivir confinados en un sombrío recinto de escasos metros cuadrados, donde la soledad cala hondo y la tristeza atraviesa cada instante. Barrotes infranqueables. Manchas con olor a humedad. Contaminación sonora y acústica, estrés olfativo constante ante la proximidad entre depredadores y víctimas; como sería el caso de ciervos, cebras y felinos sin posibilidad de huir del estímulo amenazante. Clima inadecuado a las especies, zoocosis y calvario innecesario, cuando la realidad virtual nos ahoga con pantallas, estímulos informáticos, alternativas audiovisuales artificialmente sensoriales que reemplazarían tanto tormento innecesario.

Quienes sostienen que un zoológico educa , yerran. Sería como pretender que para aprender biología o vida humana acudamos a un centro penitenciario. No se advierten conductas naturales en ambientes artificiales. Ese reducto mal puede impartir valores altruistas como la libertad, el respeto, la dignidad de la vida en un marco surrealista y cruel.

Es momento histórico de elaborar un concepto unívoco de cómo queremos vivir. Qué queremos enseñar para construir una verdadera sociedad empática, merecedora de todo lo bueno que nos espera. Lo obsoleto se revisa, se corrige. Lo óptimo se construye. Para ello necesitamos poner los seres en su lugar. La reconversión. La no exhibición de animales en cautiverio. Traslados de ejemplares a reservas adecuadas. Reinserción de fauna autóctona y silvestre en la medida de las posibilidades. Terminar con el intercambio y/o derivaciones de ejemplares entre zoo-i-lógicos.

Proponemos una reconversión controlada, eficaz, escalonada. La creación progresiva de santuarios por grupos de especies en diversas latitudes de nuestro país.

Por ello hasta que la última jaula quede vacía, y cada animal nazca y viva donde corresponde hemos elaborado un Proyecto de Ley de Creación de Santuarios Transitorios Argentinos; el mismo necesita consonante y presto tratamiento parlamentario en el Congreso de la Nación para remediar la evitable esclavitud de inocentes.

Dra. Beatriz Torres M.P. 1-29258 CSJN T° 66 – F° 529
Abogada, Proteccionista, Directora de Ecosistematicos.

...

Tapa Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
[Desde junio en todos los kioscos de la capital de Córdoba]


Te puede interesar