Incidentes en una comisaría de Glew tras el asesinato de una embarazada

Policiales 06/07/2017
Los manifestantes arrojaron piedras e incendiaron autos tras el hallazgo del cuerpo sin vida de Ayelén Roldán (19) tras la liberación de una pareja "swinger", que podría estar involucrada en el hecho.
Ampliar
Foto Gentileza

El cuerpo de Ayelén Roldán fue encontrado sin vida en una casa de la localidad bonaerense de Glew. La mujer, de 19 años, según el testimonio de los vecinos, trabajaba cuidando chicos en el barrio.

En el domicilio donde la policía encontró con el cadáver, según los testimonios de vecinos, se realizaban fiestas swinger. Las sospechas apuntan a un posible conflicto surgido entre las parejas que se habrían encontrado en la casa.

La investigación está en manos de la fiscal María Laura Alfaro, quien caratuló la causa de manera preventiva como “Averiguación de causales de muerte”.

Tras el hallazgo del cuerpo se produjeron graves incidentes por la protesta de vecinos y familiares de la víctima, por parte de manifestantes que prendieron fuego autos y lanzaron piedras contra la comisaría

Ayelen Roldán tenía 19 años y estaba embarazada de cinco meses. Murió ahorcada en una casa ubicada en calle Fleming al 3500, según las primeras pericias, en el marco de una "fiesta sexual" junto a un matrimonio.

Respecto a los incidentes los familiares de Roldán detallaron que se desencadenaron luego de que esta tarde fuera liberada una pareja que podría estar involucrada en el hecho, a la que señalan como responsable de la muerte de la joven.

"La llevaron engañada diciéndole que iban a ir a comprar ropa a La Salada", dijo en medio del llanto y en diálogo con el canal de noticias A24 la hermana de la víctima, apuntando al matrimonio.

El hecho

Según informaron a Infobae fuentes del Ministerio de Seguridad bonaerense, el cuerpo sin vida de Roldán fue encontrado boca arriba este miércoles en la cocina comedor de la vivienda de calle Fleming donde vivía la pareja implicada.

Tras las investigaciones primarias se estableció que no existían indicios de violencia, ni faltantes en el lugar. Los peritos comprobaron que el cuerpo de la joven presentaba signos de "asfixia mecánica por medio de un cable".

El domicilio en el que estaba el cadáver pertenece al matrimonio recientemente liberado, con el que Roldán habría mantenido la noche anterior relaciones grupales consentidas y muerto involuntariamente por asfixia en medio de una práctica sexual, aunque los familiares no comparten esta versión.

Te puede interesar