Historias de Talleres: chau "Klusegol”

Opinión 28/06/2017 Por
El 22 de junio se dio a conocer la salida del delantero del club por vencerse su contrato y tras llegar a un común acuerdo con la dirigencia. Deja regada en la historia de la “T” la cifra de 50 conversiones en 98 partidos.
Kluse

chapa_ed_impresa_01

Aquel 5 de junio del 2016 resonó en todo el país: “Talleres ascendió a Primera. Con goles de Klusener y Guiñazú”. Los hinchas albiazules explotaban de alegría, tras doce años de espera en una mezcla de felicidad y asombro, de lo que parecía un sueño que finalmente se alcanzaba y era real. Ese cotejo ante All Boys, quizás el más trascendente, tuvo a dos protagonistas en el arco rival, que la historia coronó con acertada justicia como los últimos ídolos del equipo de barrio Jardín.

Poco más de un año transcurrió y sin mucho estruendo, el 22 de junio de este año, se dio a conocer la salida del delantero del club por vencerse su contrato y tras llegar a un común acuerdo con la dirigencia. Apenas se supo la noticia, la nostalgia y el pesar se apoderaron del pueblo “Matador” que recuerda, que tiene memoria y cuyo sentimiento fue signado seguramente mucho más que 50 veces.

El “Klusegol” llegó como refuerzo, proveniente de Brown de Madryn para encarar el Argentino A de la temporada 2012/2013, ascenso que obtuvo y del cual fue el artillero. Con la humildad que lo caracteriza supo decir “vengo a aportar mi granito de arena” de cara a la B Nacional con el objetivo puesto en llegar a Primera. Volvió para encarar el sueño del retorno a la máxima categoría del fútbol argentino. Dicen que para el que sueña, todo conspira a su favor… y quizá este fue el caso. El atacante fue trascendente en esa dura campaña, donde Talleres tuvo números más que satisfactorios, y en la cual el hombre oriundo de Santa Rita, siguió marcando a la par de sus tantos, los corazones albiazules.

Deja regada en la historia de la “T” la cifra de 50 conversiones en 98 partidos, jugados en el Federal A, B Nacional, Primera División y Copa Argentina. Y con su último gol, ante Defensores de Belgrano, se transformó en el sexto máximo goleador histórico del club en torneos de AFA. Sí, llegó al medio centenar de gritos, que le abren la puerta al salón de los grandes gladiadores del club como el “Cachi” Zelaya y Mario Bevilacqua.

“Va a ser raro saber que no va a estar”, es una de las frases que se escuchan por estas horas. La historia de Klusener con la camiseta albiazul ha sido una serie de pasos ascendentes, marcados por goles, sacrificio, espera y por instantes que merecía, le llegaran para coronarlo, así como ocurrieron.

Te puede interesar