Escándalo en Brasil: graban al presidente Temer pactando una coima

Mundo 18/05/2017
Fue filmado por los dueños del mayor frigorífico el mundo, JBS Friboi, dando su aval para comprar el silencio del detenido exdiputado Eduardo Cunha, condenado en la causa Lava Jato.
Ampliar
Michel Temer, presidente de Brasil.

El presidente de Brasil, Michel Temer, fue grabado por los dueños del mayor frigorífico el mundo, JBS Friboi, dando su aval para comprar el silencio del detenido exdiputado Eduardo Cunha, un cercano aliado y considerado el motor y cerebro del juicio político que destituyó de la jefatura del Estado a Dilma Rousseff.

El escándalo provocado por la revelación, en un caso en manos de la Fiscalía General y que está en conocimiento de la Corte Suprema, provoca la peor crisis desde el inicio de la gestión de Temer, quien negó los hechos a través de un comunicado.

La oposición, en tanto, pidió elecciones anticipadas y presentó un pedido de juicio político. Los diputados Alessandro Molon (Rede-RJ) y João Henrique Caldas (PSB-AL) anunciaron que inició el protocolo para la apertura de un "impeachment" contra el presidente brasileño Michel Temer. 

También la edición online del diario O Globo publicó que el excandidato presidencial derrotado en 2014 Aécio Neves, un senador aliado de Temer, le pidió unos 600 mil dólares a los dueños de JBS para pagar su defensa en la Operación Lava Jato, una transacción que se hizo y fue filmada.

El nuevo escándalo revelado por O Globo involucra a nuevos delatores en el megaescándalo de corrupción que socava el sistema político de Brasil, los hermanos Joesley y Wesley Batista, dueños del mayor frigorífico del mundo y que sirvieron de "carnada" para Temer y Neves en filmaciones controladas por la fiscalía y la policía federal.

En una de las conversaciones, según las filmaciones de marzo pasado en poder de la Fiscalía General de la República citadas por O Globo, Temer es informado por Wesley Batista que le estaba pagando a Cunha y al lobista Lucio Funaro, presos en la Operación Lava Jato, para que permanezcan callados y no entreguen a nadie.

"Hay que seguir haciendo eso", dice Temer en la grabación revelada por el sitio online del diario de Río de Janeiro.

Joesley Batista entregó a la Corte Suprema la grabación, en la cual también consta que Temer negoció la entrega de 500 mil reales, unos 150 mil dólares, en concepto de coima para resolver asuntos del gigante JBS con el Estado.

El dinero lo recibió el diputado Rodrigo Rocha Lourdes, quien fue filmado, siempre según O Globo.

Los hermanos Batista estuvieron el miércoles pasado declarando todo ante siete abogados en el despacho del juez de la corte suprema Edson Fachin, instructor del caso Lava Jato para personas con fueros.

La situación es de tal gravedad que el presidente de la Cámara de Diputados y primero en la línea de sucesión, Rodrigo Maia, interrumpió la sesión al conocerse la noticia en el portal de O Globo y se marchó rápidamente hacia el Palacio del Planalto. "La situación es grave", dijo Maia al salir hacia la sede del gobierno.

"Temer jamás solicitó pagos para obtener el silencio de Eduardo Cunha, no participó ni autorizó cualquier movimiento con el objetivo de evitar la delación del ex parlamentario. El encuentro con el empresario Joesley Batista ocurrió en marzo pero no hubo en la conversación nada que comprometiera la conducta del presidente", afirmó un comunicado del gobierno.

La situación generó una rápida reacción en la base oficialista, que estaba tramitando las reformas jubilatoria y laboral, dos de los principales objetivos del ajuste económico de Temer.

Te puede interesar