Detuvieron a dos policías por agredir a un joven a la salida de un baile

Córdoba 17/05/2017
Lo ordenó el fiscal José Mana quien además imputó a otros dos policías por encubrimiento. La causa investiga la agresión a Nicolás Fernández ocurrida a fines de abril, a la salida de un baile en el Estadio del Centro.
Ampliar
Nicolás Fernandez, tras el golpe permaneció internado en coma farmacológico.

Dos policías fueron detenidos durante esta jornada, alrededor de las 14:30, por orden del fiscal José Mana, en la causa que investiga la agresión que sufrió Nicolás Fernández de 18 años, en abril pasado, cuando fue atacado por dos efectivos a la salida de un baile en el Estadio del Centro.

Durante la semana pasada dos uniformados de la Policía de Córdoba fueron sancionados y puestos en situación pasiva. Ambos quedaron sospechados de haber sido quienes golpearon y no auxiliaron a Nicolás.

El fiscal Mana avanzó en la imputación y ordenó la detención de los mismo, están acusados de “abuso de autoridad y lesiones graves calificadas”. Además, otros dos policías, fueron imputados por los supuestos delitos de “encubrimiento agravado y violación de los deberes de funcionario público”.

Según la causa, en la madrugada del domingo 30 de abril último, Nicolás Fernández sufrió una grave lesión en la cabeza, lo que obligó a que lo operaran de urgencias y permaneciera un par de día en coma farmacológico.

Semanas después cuando fue dado de alta, el joven declaró: "Mi hermano en el hospital me contó que se bajó un policía y me pegó de atrás, además un testigo me dijo que me pegó una patada”.

El abuso policial habría ocurrido en el contexto de una pelea por un taxi. Al respecto Nicolás señaló que cuando un amigo suyo cayó desmayado por un golpe intentaron ayudarlo y en ese momento llegó el móvil de la Policía.

Lo único que me acuerdo, es que estábamos por tomar un taxi en la Av. Colón y ahí viene otro grupo de chicos a querer meterse en el taxi. Un amigo se pone a discutir con uno de ellos, en ese momento este le pega y lo deja desmayado", declaró el joven cuando todavía permanecía internado.

Según su testimonio, por la misma cuadra donde se producía la discusión, circulaba un móvil policial, por lo que decidieron pararlo. Nicolás les pidio ayuda y uno de los efectivos se baja.  A partir de ese momento -tras recibir un golpe en la cabeza- no recuerda más nada.

Te puede interesar