Escándalo en Tribunales: el fiscal Gavier acusó al juez Díaz Olmos por coimas

Córdoba 17/05/2017
Enrique Gavier pidió el apartamiento de Esteban Díaz Olmos y lo denunció por cobrar para liberar a un imputado. Es en el marco de una causa por manipulación de remates judiciales.

La Justicia de Córdoba se vio sacudida las últimas semanas por un escándalo que data desde el 2012 y que recién ahora sale a la luz.

La causa iniciada hace cinco años, cayó en manos del fiscal Enrique Gavier, quien denunció al juez de Control Esteban Díaz Olmos por cobrar coimas.

Gavier acusa Díaz Olmos, por haber liberado sin fundamentos a José Walter Bucheme, vinculado a La Trenza, un grupo que supuestamente manipula remates judiciales.

La recusación planteada por Gavier fue rechazada inmediatamente por la Cámara de Acusación. Según normas procesales, luego de esto no es posible recurrir ante una instancia superior.

El abogado Miguel Ortiz Pellegrini quien patrocina a Ana María Ghisleri, presunta damnificada y dueña de una casa, señaló este miércoles a un medio radial que "esta denuncia data del 2012 cuando hicimos una investigación que no llegó a ningún fin".

Cómo funcionaba la red trucha de remates

Ortiz Pellegrini explicó a Radio Mitre que La Trenza, como se nombra a esta red que manipulaba remates, "simulaba contratos de alquiler por 10 años en las casas que se remataban, entonces nadie las compraba y quedaba lista para que esta misma gente pudiera comprarla".

"A mí me tocó esta sola causa, pero hay cerca de siete denuncias. Conseguí algunas cosas pero nunca que me devolvieran la casa de mi representada", agregó.

Ortiz Pellegrini explicó que cuando la causa recayó en el fiscal Gavier "dio un giro positivo que terminó con el encarcelamiento del cabecilla de la banda este Bucheme".

En ese punto, el fiscal denunció el supuesto cobro de una coima pa­ra liberar a Bucheme, la “admi­sión informal de terceros extraños al proceso” y una serie de acti­tudes que entiende parciales.

La damnificada

Ana María Ghisleri, la supuesta damnificada, se quedó con el otro 50 por ciento y debió litigar contra Bucheme, quien habría desoído órdenes judiciales y ocupó la propiedad con inquilinos y contratos de locación de dudosa validez, siempre según la causa.

La mujer asegura haber vivido un calvario luego de que Bucheme compró en remate la mitad indivisa de un inmueble ubicado en barrio Alto Verde.

Según la acusación, fue despojada de la vivienda por Bucheme, mientras la llave de la casa estaba en el tribunal que tenía el juicio de división.

Bucheme fue imputado por Gavier por los supuestos delitos de usurpación, defraudación por contrato simulado, falsedad ideológica, tentativa de estafa procesal reiterada y uso de instrumento público falso reiterado.

Habría intentado apropiarse de una casa de barrio Alto Verde cuya mitad había adquirido en un remate tras un divorcio.

Esta circunstancia habría sido aprovechada por Bucheme, quien habría irrumpido en el inmueble cambiando las cerraduras y poniendo un cuidador a su cargo para que Ghisleri no pudiera ingresar, según la denuncia.

El Ministerio Público Fiscal

Por su parte, el titular del Ministerio Público Fiscal, Alejandro Moyano, confirmó que recibió la presentación de Gavier, pero evitó formular comentarios. 

Una escucha clave

Gavier presentó una escucha telefónica que integra la prueba de otra causa que instruye el fiscal. Allí se oye a quien sería la esposa de Bucheme hablar con un familiar directo para que se apure en llevarle dinero porque está “en el juzgado”. Esa misma tarde, Bucheme fue liberado.

Te puede interesar