Estados Unidos tomó las primeras medidas ante el ciberataque

Mundo 14/05/2017
El presidente de EE.UU., Donald Trump, ordenó al menos dos reuniones "de emergencia" tras el ciberataque global. El Departamento del Tesoro aseguró que protegerá la informática del sistema financiero global,
Ampliar
Desde el viernes, ya hay más de 200.000 afectados en al menos 150 países.

El software malicioso, detectado el pasado viernes en cientos de países, que exige un pago en la moneda digital Bitcoin para recuperar el acceso a los computadores, ha golpeado a centros de salud en el Reino Unido, grandes empresas en Francia y España, la red ferroviaria en Alemania, organismos públicos en Rusia y universidades en China, entre otros.

Entre las empresas afectadas en Estados Unidos se encuentra el gigante de los envíos por correo FedEx.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos aseguró que jugará un "papel principal" en la protección de la infraestructura informática del sistema financiero global, tras una ola de ciberataques contra bancos, hospitales y entidades gubernamentales.

"Estos ciberataques globales resaltan las reales consecuencias mundiales de las vulnerabilidades tecnológicas", dijo un alto funcionario del Tesoro estadounidense a la prensa en su vuelo de retorno desde la reunión de los jefes de finanzas de los países del G7 en Bari, Italia.

El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, "ha hecho de la protección de la infraestructura financiera de Estados Unidos de los ciberataques la máxima prioridad", indicó.

El Departamento del Tesoro "continuará trabajando con las agencias y con sus socios internacionales para desarrollar y difundir las mejores prácticas basadas en los más altos estándares establecidos de ciberseguridad", agregó. El gobierno del presidente Donald Trump "está comprometido en proteger a los estadounidenses y al sistema financiero internacional de la constante amenaza de un ciberataque (...) y el Tesoro jugará un papel principal en este esfuerzo crítico de seguridad nacional", señaló.

Los jefes de finanzas del G7 prometieron que se unirán contra el cibercrimen, afirmando que estos ataques informáticos representan una creciente amenaza a sus economías y que abordarlos debe ser una prioridad.

Te puede interesar