Denuncian robos comando en el barrio Cerro de las Rosas

Policiales 14/05/2017
Dos asaltos con modalidades similares ocurrieron en la misma zona en menos de 24 horas. Los ladrones encapuchados se comunicaban por celular, maniataron a la gente y pidieron esperar 30 minutos antes de llamar a la Policía.
Ampliar
- Foto ilustrativa

En la noche del jueves y viernes ocurrieron dos robos con similar modalidad en el barrio Cerro de las Rosas. En el primer caso, las víctimas fueron un grupo de 20 médicos y el botín superó los 300 mil pesos.

Al día siguiente, cerca de las 23, en un asado de amigos en la misma zona, cinco hombres encapuchados  irrumpieron en una casa ubicada en calle Roque Funes.

Los ladrones ataron a los comensales con los cordones de sus propias zapatillas y los colocaron boca abajo. Mientras uno de los delincuentes los vigilaba, los otros cuatro integrantes del grupo comando dieron vuelta las habitaciones y el resto de los espacios de la residencia, según relató a la prensa Gustavo Hünicken, un vecino del barrio.

Sustrajeron dinero -unos 50 mil pesos entre moneda nacional y euros-, teléfonos celulares, casi toda la ropa de la casa, bolsos, una Xbox, notebooks, dos cámaras de fotos semiprofesionales, relojes, bebida, perfumes, entre otros elementos.

Los cinco ladrones –de entre 30 y 35 años- estaban armados con pistolas y se comunicaron entre sí a través de celulares. Incluso, mientras perpetraban el robo, se hicieron tiempo para poder comer el asado de la fiesta.

Antes de huir, les dijeron a los invitados que esperaran 30 minutos para recién desatarse. La Policía llegó al lugar y tomó nota de los hechos relatados.

Es una zona liberada. Poco iluminada casi diría oscura, cero policías dando vueltas, y estas personas si es que pueden llamarse, así se movieron y actuaron con total impunidad. Mucha bronca, impotencia y dolor”, señaló el vecino.

A tres casas de ahí, ladrones encapuchados robaron a otro vecino el año pasado y, en total, ya son cinco los casos en la zona. En la casa que ocupa Hunicken ya quisieron entrar a robar en varias ocasiones. En dos de ellas, los ladrones usaron amoladoras para cortar dos aberturas, pero no lograron ingresar.

Te puede interesar