Más de 20 gremios piden tratamiento de proyecto de Ley contra la violencia laboral

Sociedad 08/10/2016
La iniciativa establece sanciones y multas para conductas de agresión física, acoso sexual y acoso moral o psicológico sobre los trabajadores tanto en el ámbito estatal como en el privado.

Un proyecto de Ley para prevenir y erradicar la Violencia Laboral fue presentado recientemente en la Unicameral a través del legislador Ezequiel Peressini del bloque Frente de Izquierda y de Los Trabajadores,

La iniciativa cuenta con el apoyo de 24 sindicatos como la UTS, el Sindicato Obras Córdoba,  el Sindicato de Conductores de Taxis, la Unión Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (UTEDYC), el Circulo Sindical de la Prensa y la Comunicación(CISPREN), y el Sindicato de Luz y Fuerza, el Sindicato del Personal de Casas de Familia, UTA, SADOP, ADPOP, el Sindicato de Trabajadores de Estaciones de Servicio, y AOITA, entre otros. Hasta Pablo Michelli, titular del CTA, dio su apoyo a la iniciativa y solicitó su tratamiento y aprobación en el ámbito legislativo provincial.

También organizaciones de Derechos Humanos y religiosas como la Comunidad musulmana de Córdoba, Mezquita Córdoba o el Comipaz, dieron un contundente apoyo al proyecto de Ley, cuyo debate aún no se inició en la Comisión de Trabajo, Previsión y Seguridad.

La propuesta lleva el punto 18973L16 y tuvo su ingreso en junto pasado en el marco de la tesis de abogacía de Carlos Cafure en la Universidad Siglo 21. Cafure es trabajador de EPEC, Martillero y procurador y se recibió de abogado en agosto de este año.

“En mi experiencia como delegado del gremio Luz y Fuerza, tomé conocimiento de trabajadores estatales y privados que padecieron hecho de violencia laboral y sus consecuencias en la salud física y mental del trabajador y su familia”, señaló el autor de la iniciativa a La Nueva Mañana.

“Investigando me di cuenta que no hay normativa específica sobre la temática. No existe una ley nacional ni provincial, a pesar de que en el Ministerio de Trabajo de la Nación hay una oficina contra la Violencia Laboral. Por otro lado, existen varias provincias que tienen legislación sobre la temática como lo son Buenos Aires, Santa Fe, Tucumán o Entre Ríos, además de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, precisó.

A raíz del apoyo que tuvo este proyecto para que sea tratado en la Unicameral de Córdoba, Cafure fue más allá y se contactó con diputados nacionales para que comiencen a trabajar en una Ley Nacional contra la Violencia Laboral.

carlos cafure

Carlos Cafure, autor del proyecto.

Sanciones y multas

El proyecto que debe comenzar su debate en la Unicameral, prohíbe ejercer en todo el territorio provincial, todas las conductas consideradas de violencia laboral, sobre quienes se desempeñen tanto en el ámbito estatal como en el privado.

Se trata de “toda agresión física, acoso sexual y acoso moral que se ejerza sobre una persona  dentro del lugar de trabajo” y enuncia como acoso social y psicológico situaciones como: obligar a ejecutar tareas denigrantes, asignar tareas innecesarias o sin sentido con la intención de humillar o denostar, juzgar de manera ofensiva y agraviante el desempeño laboral, aislar a un trabajador de sus compañeros, promover el hostigamiento psicológico sobre un subordinado, encargar trabajos imposibles de realizar, efectuar amenazas reiteradas de despido, privar al trabajador de información útil para desempeñar su tarea o ejercer sus derechos, destruir la reputación de un trabajador, agraviar o agredir de forma verbal, gestual o por escrito, llevar adelante persecución política o sindical, ejercer silencio despectivo sobre un subordinado o hacer insinuaciones o indirectas, practicar inequidad salarial, entre otras.

Para corregir o impedir estas conductas, establece la creación de una Oficina contra la Violencia Laboral en el ámbito del Ministerio de Trabajo Provincial, para la recepción de las denuncias, intervención, seguimiento y aplicación de sanciones.

También establece cómo debe ser el procedimiento de la víctima de violencia laboral, y cómo debe actuar el empleador ante la misma, obligándolo a convocar en un plazo no mayor a las 48 horas a todas las partes y a la representación gremial. En caso que el denunciado sea superior o personal jerárquico, la denuncia deberá ser realizada directamente ante la Oficina contra la violencia laboral y autoridad de aplicación.

En el proyecto introduce las opciones de sanciones correctivas, apercibimientos, suspensiones por hasta 60 días de corrido, y multas que van entre los 10 y los 50 salarios mínimos entre otras.

Te puede interesar