Denuncian discriminación a Córdoba por tarifa de gas  

Política 08/10/2016
La Fundación Pensando Córdoba sostiene que los anuncios sobre el precio del gas mantienen la desigualdad entre consumidores cordobeses, porteños y bonaerenses.  
Ampliar
La tarifa del gas sigue perjudicando a los cordobeses Foto: Miguel Perin

El presidente de esa organización, Miguel Siciliano expresó que Córdoba sigue siendo perjudicada a la hora de la distribución del subsidio respecto de provincias como Buenos Aires, siendo los cordobeses uno de los mayores aportantes a las arcas nacionales.

En tal sentido se preguntó por qué teniendo el mismo consumo mensual en metros cúbicos de gas, un vecino de Ciudad Autónoma de Buenos Aires gasta hasta el 3000 por ciento menos que un cordobés.

El anuncio formulado por ministro de Energía, Juan José Aranguren fue calificado como “lineal”, al aplicarse sobre lo que cada usuario pagaba antes del aumento.

“Lo que estamos discutiendo no es el valor del gas, sino cuánto les costará a los usuarios, por lo que la discusión real es el monto del subsidio y los sectores subsidiados”, señaló.

Si bien hay puntos que son aprobados, como la incorporación a la tarifa social de veteranos de Malvinas, jubilados, pensionados, monotributistas o empleados en relación de dependencia con ingreso inferior a $15.120, se cuestiona la asignación del subsidio y el incremento aplicado a las empresas.

Un punto clave para la política tarifaria es el precio del BTU de gas en boca de pozo. Esto hace que las empresas privadas que trabajan nuestro suelo sean subsidiadas en una cifra cercana a los 4000 millones de dólares anuales.

“Este era el momento adecuado para desviar el subsidio a los empresarios privados y reemplazarlo por inversión en tecnología de punta, en energías renovables como la solar o eólica y en subsidiar a la industria”, reclamó.

Miguel Siciliano sostuvo: “Argentina es la segunda potencia mundial en reserva de gas luego de los Estados Unidos. Necesitamos un plan de inversión claro y que genere políticas de largo plazo que nos permitan alcanzar la independencia energética, dejando de esta forma de importar energía para transformarnos en grande exportadores de energía al mundo”.

Por último asegura que un aumento del 300 al 500 por ciento al sector Pyme es castigar en demasía a uno de los motores del empleo en la Argentina ya que son esas empresas las que ocupan el 97 por ciento de los trabajadores del sector privado en nuestro país.

Esta medida los obliga a trasladar a sus productos los costos de la energía o disminuir sus costos de producción, entre otros por ejemplo reducir la cantidad de empleos.

 

 

 

 

Te puede interesar