En la CGT afloraron viejas disputas y la central quedó al borde de la ruptura

País 21/04/2017
Las diferencias surgieron durante la primera reunión del consejo directivo después del paro del 6 de abril; hubo reproches y el 'moyanismo' amenazó con desvincularse de la reunificación.
Ampliar
En los próximos días pautarán un nuevo encuentro en la Central.

A ocho meses de la reunificación, la central sindical quedó ayer al borde de una nueva ruptura. Incluso, se barajaba anoche la posible renuncia en tropa de los sindicatos que responden a Hugo Moyano.

Se aceleró el proceso de resquebrajamiento interno por diferencias que parecían superadas. Pero agudizaron las tensiones la falta de unanimidad y determinación para convocar al paro general del 6 del actual y el alineamiento con la Casa Rosada que exhiben algunos sindicatos de peso.

Juan Carlos Schmid, representante del moyanismo en el triunvirato de mando de la CGT, rechazó anoche la salida de su sector. "Descarto una ruptura", dijo a LA NACIÓN. Ratificó esta idea Héctor Daer. "Hablé con Pablo Moyano y no se van, nada que ver", sostuvo.

Tras una reunión que debía unificar fuerzas y plantear acciones a futuro, la CGT terminó envuelta en una interna cuyo desenlace podría ser una nueva división, como tantas que hubo en la historia del movimiento obrero.

 

Te puede interesar