Corea del Norte promete una “respuesta sin piedad” a ataques de Estados Unidos

Mundo 14/04/2017
Ante el aumento de tensión, el ministro de Exteriores chino Wang Yi advirtió este viernes que un “conflicto podría estallar en cualquier momento” y repitió que “el diálogo es la única salida”.
corea

El ejército de Corea del Norte subió el tono este viernes frente a Estados Unidos y prometió una “respuesta sin piedad” ante cualquier provocación de Washington, que decidió enviar uno de sus portaviones rumbo a la península coreana.

Según los observadores, el régimen comunista podría llevar a cabo este fin de semana un nuevo test de misil balístico o nuclear -ambos prohibidos por la comunidad internacional- coincidiendo con las celebraciones del 105 aniversario del nacimiento de Kim Il-sung, el primer líder del país comunista.

En una declaración publicada por KCNA, la agencia de prensa oficial, el ejército norcoreano asegura que las bases estadounidenses en Corea del Sur “igual que los cuarteles generales del Mal”, en referencia entre otras a la presidencia surcoreana, serían “pulverizadas en pocos minutos” en caso de guerra.

El presidente estadounidense Donald Trump prometió el jueves que se encargaría del “problema” norcoreano y anunció el envío a la península norcoreana del portaviones Carl Vinson, escoltado por tres navíos lanzamisiles. También habló de una “armada” que incluiría submarinos.

Este tipo de portaviones suele transportar entre 70 y 80 aviones o helicópteros, incluyendo unos 50 aparatos de combate. El vicepresidente Mike Pence tiene previsto visitar este fin de semana Corea del Sur.

Ante el aumento de tensión, el ministro de Exteriores chino Wang Yi advirtió este viernes que un “conflicto podría estallar en cualquier momento” y repitió que “el diálogo es la única salida”.

Por su parte Rusia dijo también estar “muy preocupada” y pidió “moderación a todas las partes para evitar “cualquier acción que pueda ser interpretada como una provocación”, declaró el portavoz del Kremlin Dmitri Peskov.

Corea del Norte dijo que frente al envío “insensato” del grupo aeronaval está dispuesta a “ir a la guerra”.

Tras haber atacado una base áerea del régimen sirio, Estados Unidos decidió el jueves lanzar una de sus bombas no nucleares más potentes en Afganistán contra un complejo usado por yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).

La bomba, de una potencia comparable a once toneladas de TNT, mató por lo menos a 36 miembros del EI, según el gobierno afgano. Aunque el Estados Islámico asegura que no dejó ningún muerto.

Tanto el ataque en Siria como la bomba en Afganistán son un giro en la política exterior estadounidense y podrían ser una advertencia para Corea del Norte, que sigue negándose a abandonar su programa nuclear.

Te puede interesar