La policía irrumpió en la Universidad de Jujuy y detuvo a estudiantes

País 14/04/2017
La Policía irrumpió el miércoles pasado en el predio de la Universidad Nacional de esa provincia. Los alumnos de la Facultad de Ciencias Agrarias realizaban un asado junto a autoridades universitarias.
Ampliar
Los estudiantes aprehendidos fueron liberados ayer. - Gentileza: Izquierda Diario.

La Policía jujeña irrumpió en el predio universitario en la noche del 12 de abril, cuando el Centro de Estudiantes de la Facultad realizaba un asado que contaba con autorización del decanato. El operativo, que incluyó cinco móviles y numerosos efectivos armados, concluyó con la detención de dos jóvenes, uno de ellos el presidente del Centro de Estudiantes.

 Ambos fueron puestos en libertad al día siguiente, luego de que el decano de la Facultad reclamara por esta situación ante las autoridades provinciales.

La policía, entretanto, no sólo negó inicialmente conocer el paradero de los estudiantes detenidos, sino que alegó haber intervenido en virtud de que se habría estado cometiendo una “contravención”, según destaca un comunicado difundido por la Federación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu).

La Comisión repudió enérgicamente el accionar de la Policía de la Provincia de Jujuy, que ingresó en instalaciones de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Jujuy y reprimió ilegalmente a los estudiantes que se encontraban en el lugar.

Asimismo, los docentes exigen al ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich que “se exprese claramente condenando esta violación de la autonomía universitaria, y reclamamos del Consejo Interuniversitario Nacional un urgente pronunciamiento de repudio en relación a esta situación”.

Por otra parte, demandan al Gobierno de la Provincia de Jujuy y al Estado nacional y piden que “asuman su responsabilidad de velar por el respeto de la Constitución Nacional y que respondan de manera urgente las demandas de cumplimiento de los pactos Internacionales que comprometen a la Argentina en la salvaguarda de los derechos fundamentales de las personas en todo el territorio nacional”.

“El accionar policial no podría ser legal bajo ningún punto de vista, en tanto la autonomía universitaria implica que la fuerza pública no puede ingresar en las instituciones universitarias nacionales si no media orden escrita previa y fundada, de un juez competente, o solicitud expresa de la autoridad universitaria legítimamente constituida”, sostienen. “En la historia de la universidad argentina, sólo las dictaduras han vulnerado esta garantía”, añaden además.

“Jujuy vive un ‘estado de excepción’. En la provincia que desde enero de 2016 mantiene irregularmente presa a Milagro Sala y un grupo de militantes de la Túpac Amaru, y en la que el hostigamiento y la persecución política han generado un clima de terror que atenta contra las libertades democráticas, este hecho se suma a las incesantes violaciones del Estado de Derecho que el abuso de poder del Gobierno provincial promueve, y el discurso revanchista y violento de los funcionarios del Gobierno nacional estimulan”, culmina la Conadu.

 

 

Te puede interesar