El 86% de las larvas de mosquitos identificadas en Córdoba son Aedes aegypti

Sociedad 06/10/2016
Los datos surgen de una tesis de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional de Córdoba, presentada por la bióloga Elisabet Benítez que realizó un relevamiento entre noviembre de 2014 y mayo de 2015 en 600 viviendas de 30 barrios de la Capital.

La tesis de grado de la carrera de Ciencias Biológicas de Elisabet Benítez aportó una descripción de la fauna de invertebrados acuáticos observables a simple vista (llamados macroinvertebrados) que fueron hallados en recipientes artificiales en viviendas de distintos barrios de la ciudad de Córdoba. Para el estudio recurrió al relevamiento larval que realiza todos los años el Área de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba en colaboración con el Centro de Investigaciones Entomológicas, dependiente del Instituto de Investigaciones Biológicas y Tecnológicas (Conicet-UNC). Este trabajo se realiza entre noviembre y mayo, época de mayor actividad de los mosquitos en particular.

Imagen de las Zonas de la ciudad estudiadas: noroeste (NO), noreste (NE), centro (CE), sureste (SE) y suroeste (SO).

El relevamiento se efectuó en 30 barrios elegidos aleatoriamente. Para su selección, previamente se dividió a la ciudad en cinco zonas o sectores. En cada barrio se visitaron 20 casas en cinco ocasiones entre noviembre de 2014 y mayo de 2015. A diferencia de lo que se hace cada año, además de identificar las larvas, Benítez también las cuantificó. Durante ese período se recolectaron 19.679 larvas de 11 tipos de macroinvertebrados diferentes (taxa). El dato relevante: el 73,98% (14.559) fueron identificados como Aedes aegypti y el 10,19% como Culex quinquefasciatus, mosquito vector de la Encefalitis de San Luis (causante de un brote en la ciudad de Córdoba en 2005 y 2010). Si se consideran solo las seis especies de mosquitos que se identificaron en los recipientes artificiales, el 86% fue Aedes aegypti.

El análisis estadístico indicó que la zona con mayor infestación larval para ambos mosquitos fueron los barrios del sector noreste de la ciudad. Allí se encontraron el 44% de las larvas de Aedes aegypti y el 33% de las de Culex quinquefasciatus.

Los datos indican que la urbanización intermedia es la que tendría un riesgo mayor de infestación de mosquitos porque allí pueden encontrar, además de recipientes en los cuales criarse, recursos vegetales y condiciones ambientales adecuadas. “Estamos hablando de barrios en los que no hay edificación intensa como en el centro de la ciudad, sino con mayor cantidad de espacios”, explicó Elizabet Estallo, directora de la tesis.

Los índices de vivienda positivas para Aedes aegypti de la temporada 2015-2016 fueron significativamente superiores a los registrados entre noviembre y mayo de la temporada anterior (2014-2015). Esto quiere decir que se encontraron larvas de este mosquito en un mayor número de casas visitadas. En ambos relevamientos, el período de mayor abundancia de larvas coincidió con la ocurrencia de elevadas temperaturas y precipitaciones acumuladas en las semanas anteriores. Más aun, estos datos coinciden plenamente con el brote de dengue ocurrido en 2016, durante el cual el numero de casos sobrepasó ampliamente a cualquier otro brote ocurrido con anterioridad en Córdoba.

Te puede interesar