Tucumán: investigan a una mujer por la muerte del sacerdote

Policiales 06/10/2016
Se trata de una vecina de la localidad de Delfín Gallo. El fiscal Diego López Ávila, quien investiga el hecho, intenta determinar si esta mujer tenía alguna vinculación con Juan Viroche. Por ahora, todo indica que fue un suicidio.
Ampliar
Cientos de vecinos marcharon para pedir justicia por el cura. Foto: Télam.

La muerte del sacerdote Juan Viroche en Tucumán (apareció ahorcado en la sacristía de su iglesia) sigue conmocionando a toda la provincia norteña. Sobre todo, después que se conociera que la Justicia investiga a una mujer, vecina del lugar, por el hecho.

Según informa La Gaceta, una mujer fue llevada a declarar a Tribunales. Se trata de una vecina mayor de edad de la localidad de Delfín Gallo.

El fiscal Diego López Ávila, quien investiga la muerte del religioso, intenta determinar si esta mujer tenía alguna vinculación con Viroche.

Viroche era conocido porque había denunciado el avance del narcotráfico en Tucumán y había sido amenazado.

Por ahora, los datos preliminares de la autopsia dan indicios de que no hubo intervención de otras personas en el hecho.

Fuentes de la Departamental Regional Este de la Policía de Tucumán informaron a la agencia DyN que Viroche, de 46 años, fue encontrado ahorcado en la iglesia Sagrado Corazón, de la localidad tucumana de Ingenio La Florida.

Los vecinos del lugar realizaron una marcha en esa localidad para reclamar justicia y ratificaron que el sacerdote recibió amenazas de muerte por sus denuncias contra bandas dedicadas a la venta de drogas en los barrios, por lo que había pedido al arzobispado de Tucumán su traslado.

Comunicado

La Conferencia Episcopal Argentina reclamó el "pronto esclarecimiento" de la muerte del sacerdote, mientras el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, solicitó al gobierno nacional el apoyo de las fuerzas federales para avanzar en la investigación del caso.

El presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Lozano, aseguró en declaraciones a DyN que "las autoridades conocían las advertencias sobre el avance del narcotráfico en Tucumán, porque las denuncias del padre Juan Viroche eran puntuales y las hacía a cielo abierto".

Fuentes judiciales informaron que los primeros indicios de la autopsia revelaron que el cuerpo del sacerdote no presenta indicios que hagan suponer que fue asesinado.

En este sentido, el fiscal tucumano Diego López Avila, quien investiga la muerte de Viroche, dijo que "todo inclinaría a pensar, por lo que indica el estudio forense, de que este caso se trata de un suicidio".

Contrapunto

Sin embargo, el fiscal general de Tucumán, Gustavo Gómez, discrepó con el responsable de la investigación de la muerte de Viroche, al afirmar que es "inconcebible" que el sacerdote se haya quitado la vida y advertir: "Que lo quieran disfrazar de un suicidio es otra cosa".

"Rara vez uno pueda encontrar sacerdotes así. El había solicitado el traslado", agregó el fiscal general que denunció connivencia de la policía y la dirigencia política tucumana con el narcotráfico.

En tanto, el arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Zecca, reclamó el pronto esclarecimiento de la muerte de Viroche y pidió que "esta triste situación no dé lugar a juicios apresurados o a declaraciones de personas que estén interesadas en utilizar políticamente estos hechos dolorosos".

En noviembre de 2015 Viroche celebró una misa al aire libre en la localidad rural de Delfín Gallo, a 10 kilómetros de la capital provincial, para pedir por un pueblo sin drogas ni robos.

"Se ve que hay grandes operativos (policiales) en la zona del Gran San Miguel de Tucumán, pero el interior comienza a liberarse y (los delincuentes) empiezan a venir hacia acá", alertó en esa oportunidad.

El sacerdote responsabilizó por los hechos delictivos en la zona al avance del narcotráfico que "corrompe" a adolescentes y jóvenes de la zona. Viroche había dicho a sus allegados que recibió amenazas de muerte y también dio a entender en su cuenta de Facebook que sufrió un atentado contra su vida meses atrás, cuando conducía su moto.

"El accidente que más me asustó fue cuando se 'quebró' el tornillo de la moto, gracias a Dios tiene dos en el manubrio. Un accidente muy raro del cual me cuesta creer que haya sido accidente, pero para que pensar en algo que no fue", escribió en la red social el 25 de agosto, un día después de su cumpleaños.

Te puede interesar