Los Two Cellos hicieron vibrar a Córdoba

El dúo de Violoncello croata dejó su marca en la piel de los cordobeses. Más de 3 mil personas deliraron con el show adaptado al rock y otros ritmos musicales. Impresionante
Ampliar
Vibrante show del dúo croata en la Plaza de la Música.

Quizás el pico máximo del éxtasis fue cuando hicieron llorar a sus violoncellos con "Highway to hell", porque todo el público se levantó de sus butacas al son de la canción que inmortalizó AC/DC, pero la cuestión es que Córdoba pudo gozar y disfrutar de dos virtuosos músicos, con un show que seguramente dejará huella.

El binomio croata compuesto por Luca Sulic y Stephan Hauser no se hicieron rogar, ni siquiera cuando se despidieron tres veces para volver al escenario que los aclamaba y seguir deleitando. No es para menos: La Plaza de la Música contó con localidades agotadas desde la semana pasada, porque nadie quería perderse el show, con la particularidad de que muchos de los concurrentes apenas tenían conocimiento de que se trataba. Pero el boca en boca es  la propaganda más fuerte y efectiva. Y no desentonaron, al contrario, se sumaron a la fiesta. Fue de alto impacto. Detonaron todo.

"Buenas noches Córdoba, nuestra primera vez en este lugar", fue el inicio de la plática con el público, mientras anunciaban canciones románticas. Claro que más allá de los temas de su autoría, la jauría que aturdió a todos tuvo que ver con las brillantes adaptaciones del sonido del Cello con las canciones de pop y rock como "Thunderstruck" y "You shook me all night long" de AC/DC, "Smooth Criminal" y "We dont care us" de Michael Jackson. Hasta "Smell like teen spirit" de Nirvana formó parte del repertorio inolvidable.

Quizás los más metaleros gozaron de esa mutación espontánea entre la "cabalgata de la valkiria" de Beethoven continuanda con "The Trooper" de Iron Maiden. Duró poco menos de dos horas el espectáculo, pero bien se sabe que rápido y letal vale más que largo. Nadie olvidará el paso de los croatas en Córdoba, que hasta movilizó a la colectividad del país de los dálmatas para acompañarlo. Y hasta croatas de la pequeña localidad de Chabas (Santa Fe) se movilizaron para darle aliento a sus paisanos. Con banderas y camisetas, se hicieron sentir. Y Córdoba por un momento, también los hizo sentir como propios. 

Te puede interesar