EEUU logró que G 20 no condene el proteccionismo comercial  

Mundo 18/03/2017
El documento final de la reunión celebrada en Alemania dejó de lado una declaración sobre el cambio climático y sobre las políticas de cierre de la economía.  
Ampliar
El secretario del Tesoro estadounidense se salió con la suya en el G20. Foto: cnnespanol.com

 

 

 

 

Estados Unidos evitó este sábado que la reunión de ministros de Finanzas del G20 concluyera con la firma de una declaración común a favor del libre comercio y propusiera nuevos pasos a seguir en contra del cambio climático.

La apuesta proteccionista de la mayor economía del mundo forzó un cambio en el discurso del ente que agrupa a las principales economías del mundo. La reunión celebrada en la ciudad alemana de Baden-Baden fijó un precedente que sin duda marcará las reuniones de la élite mundial de aquí en adelante.

En la última cumbre del G20, celebrada en China, los jefes de Estado y de Gobierno acordaron por consenso trabajar "duramente" para desarrollar una economía mundial abierta y rechazar el proteccionismo. Un consenso que no fueron capaces de encontrar en esta ocasión.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, siguiendo la línea de Trump, aseguró que su país no está en contra del libre comercio, sino que promueve uno más "libre y justo". "Todos estuvimos de acuerdo en que la prioridad es promover el crecimiento en nuestro países", comentó tras el que fue su primer G20, agregando que “lo que fue incluido en comunicados pasados no ha sido necesariamente relevante para mi postura en esta reunión".

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, lamentó la falta de acuerdo. Alemania, la nación anfitriona, esperaba seducir a Washington, a pesar de las políticas de la nueva administración. "Para la formulación de un comunicado no pudimos encontrar el equilibrio", dijo Schäuble, y negó que se haya dado un "paso atrás".

La postura estadounidense también chocó con la posición mayoritaria respecto al cambio climático. La presidencia alemana inicialmente quería incluir en la agenda y en el comunicado final estrategias para la financiación de medidas contra el cambio climático. Pero finalmente Estados Unidos ha pedido retirar las referencias a este asunto porque todavía no tenían claridad sobre la forma cómo iban a hacer frente al problema. Arabia Saudí -uno de los productores de petróleo más importantes del mundo- se sumó a la posición de EEUU.

Los países del grupo representan cerca del 84 por ciento de la población mundial y aproximadamente un 80% del PIB global. Aunque sus decisiones no son vinculantes, sí que representan una importante línea a seguir.

En la reunión de Baden-Baden estuvieron presentes además representantes de varias instituciones internacionales, como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional.

 

Fuente: elmundo.es

Te puede interesar