Para Almaceneros, la Canasta Básica Total alcanza los $13.375

Economía 03/10/2016
En septiembre, se registró una suba del 1,07%, mientras que la Canasta Alimentaria registró un incremento del 1,39%. El relevamiento del centro de Almaceneros de Córdoba ratifica la caída del consumo en carne y leche.

Con el cierre el viernes pasado del 3º trimestre de 2016, el Centro de Almaceneros, Autoservicios y comerciantes minoristas de Córdoba dieron a conocer el relevamiento del noveno mes del año en cuanto a movimientos de precios y comportamiento de compras.

En ese sentido, señalaron que el incremento de la Canasta Básica Alimentaria fue en Septiembre de 1,39% contra 1,14% del pasado mes, en tanto que la Canasta Básica Total tuvo un movimiento también ascendente de 1,07% contra 0,83 % de agosto.

Al respecto, se aclaró que ésta última no refleja, por no haber impactado aún en los hogares, los incrementos tarifarios que con algunas reformas se ejecutarán en los próximos días.

Así, desde Almaceneros se precisó que una familia tipo compuesta por un matrimonio y dos hijos, necesitó durante el mes de Septiembre $7.675 para no ser indigente y $ 13.375 para no caer en bajo la línea de pobreza, bajo la cual se encuentran – según los recientes datos revelados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos - 8,7 millones de argentinos, los que sumados a quienes se encuentran bajo el umbral de la indigencia conforman el 32,2 % del total de la población.

Según el documento dado a conocer en las últimas horas por el Centro de Almaceneros, Autoservicios y comerciantes minoristas de Córdoba, el informe del INDEC, “no sorprende a nuestra institución que por lo menos durante los últimos 30 meses, viene señalando con alto nivel de preocupación, las variaciones alteradas de consumo de alimentos, lo que denotaba desde un principio un grave problema de nivel adquisitivo y nutricional de las familias y personas, signo evidente e irrefutable de pobreza e indigencia en proporciones considerables”.

Entre los productos que más escalaron en materia de precios fueron la yerba, el azúcar y algunas marcas de fideos. Precisamente sobre este último producto se ha incrementado el consumo en los últimos meses, junto a la papa y la batata. Como contrapartida, se registró la compra de otros productos de mayor valor nutritivo como la carne y los lácteos.

La caída fue de un 20% en leche fluida; 24% en yogures; 18% en quesos frescos. En tanto la carne cayó interanualmente 19,6% y ya se registra el mismo fenómeno en pollos con baja del 10%, mientras que la venta de carne de cerdo se incrementó en un 4%.

“El sector comercial minorista que nuestra entidad representa, está intrínsecamente ligado al consumo, por ello quizá sobran las palabras cuando intentamos explicar su situación: un consumo retraído a su mínima expresión en la década, trae aparejado una fuerte caída de la actividad, poniendo en riesgo las fuentes laborales de los comerciantes y provocando ya, cuantiosos cierres de locales comerciales”, concluyó el informe.

Te puede interesar