Por más monte y basura cero

Opinión 02/03/2017
Por Vecinos Autoconvocados Santa María sin Basura
marcha ley de bosques 13

El despertar de marzo nos encontró unidos marchando por las calles de Córdoba. Gente de diferentes puntos cardinales, de todas las edades y con todas las tonadas, nos reunimos en la Capital para reclamar por la protección del monte nativo. Por el exiguo monte que nos queda y que aún quieren destruir. Nos encontró bailando, cantando y haciendo sonar tambores, silbatos, trompetas... Nos encontramos de pie y en marcha.

Antes de unirnos a la marcha general, a las 17.30 los vecinos autoconvocados Santa María sin Basura nos expresamos frente al Ministerio de Agua Ambiente y Servicios Públicos reclamando la renuncia del Secretario de Ambiente Javier Britch, por haber aprobado un Informe de Impacto Ambiental plagado de errores, mentiras y contradicciones, hecho a medida de los intereses de Cormecor S.A. Pedimos su renuncia por violar sistemáticamente las leyes al negar la información pública solicitada en innumerables oportunidades por vecinos del departamento Santa María. Nos acompañaron en el reclamo nuestros hermanos de la Coordinadora de Paravachasca en defensa del Bosque Nativo con su hermosa música y alegría.

Marchamos hoy por "Más Monte y Basura Cero". Conscientes que los problemas ambientales que nos atraviesan tienen su origen en la corrupción política al servicio de intereses económicos de grupos concentrados. Negocian con nuestro aire, nuestra tierra, nuestra agua. Enajenan el presente y el futuro de generaciones por intereses mezquinos y miopes. Más de 20 mil personas en las calles de la capital dijimos BASTA. No queremos más desmontes, no queremos canteras, no queremos megabasurales ni fábricas contaminantes, porque amamos la vida y tenemos derechos.

Necesitamos que la clase política escuche, somos miles en las calles diciendo NO. ¿Por qué no escuchan a quienes dicen representar? ¿Qué clase de democracia es una dónde gobiernan a espaldas y en contra del pueblo?

Cada día somos más los que defendemos nuestros derechos a gozar de un ambiente seguro y saludable contra la corrupción de quienes deberían protegernos. De aquellos que con nuestro propio dinero pagan cargos, coimas y prebendas para tirarnos su basura en nuestros patios.

Te puede interesar