Menos relato, más verdad

Opinión 02/03/2017
Por Brenda Austin (*)
Ampliar
El presidente Macri inauguró las sesiones del Parlamento. Foto: lacapitalmdp.com

En primer lugar, resulta necesario poner de relieve este acto republicano, en donde el presidente ante la Asamblea Legislativa en pleno, da cuenta de sus acciones y establece los lineamientos generales del año que comienza. Una herramienta de control y de equilibrio entre poderes.

Celebro que sus palabras hayan sido acompañadas de una Memoria detallada del Estado de la Nación en 2016, una descripción precisa, ordenada, con muchos datos acerca de la situación de cada una de las áreas y ministerios que conforman el gabinete.

Se trata de un aporte importante al proceso de rendición de cuentas  que debe realizar cada gobierno. La transparencia es un valor que requiere también facilitar el acceso a la información.

El mensaje de Mauricio Macri fue ordenado, realista y sin estridencias. No mostró una Argentina distinta a la que vemos todos los días. Describió los problemas, el lugar de dónde venimos, qué salió bien y qué salió mal. Remarcó la preocupación por los indicadores de pobreza, por la deserción escolar, por el narcotráfico, por la matriz de corrupción estructural que desmanteló el Estado.

Señaló también los logros y avances de este tiempo como los programas para llegar con agua potable y cloacas a las zonas más postergadas; el Plan Belgrano y el Plan Patagónico, para desarrollar federalmente al país; la urbanización de villas; el aumento de las AUH, la Pensión al Adulto Mayor, la Cobertura Universal de Salud, el reintegro histórico de fondos coparticipables, entre muchos otros.

Rescató también importantes avances del Congreso en numerosas leyes, entre ellas, la reparación histórica a los jubilados, la ley de autopartes, la de pymes, la ley del arrepentido, acceso a la información pública, flagrancia...

El esfuerzo del diálogo y la construcción de consensos ante un Congreso en el que el oficialismo, como no ocurrió antes, tiene una franca minoría en ambas cámaras. Que la debilidad se convierta en una fortaleza republicana.

Señaló cómo deuda pendiente la reforma política incompleta, ante un sistema electoral que es vetusto y no genera garantías de transparencia, instando al Congreso a tratar el tema para romper la opacidad del sistema. Recordó también como materia pendiente, la media sanción que aún resta de la ley de extinción de dominio, para que devuelvan los bienes provenientes de la corrupción.

El presidente no eludió los temas más complejos, sino que decidió darle a ellos una respuesta. Reivindicó el rol de la Justicia que hoy se anima a investigar.

Habló de la necesidad de regular los conflictos de intereses que no prevé la ley de ética pública, de la responsabilidad penal de los empresarios en la corrupción activa.

En definitiva del andamiaje normativo que nuestro país aún está necesitando.

Desde nuestro lugar creemos, ya lo hemos dicho muchas veces, que no hay que repetir la historia de la última década y por eso no renegamos de la crítica cuando esto ayuda a corregir el rumbo. Nuestro aporte será siempre por la transparencia y la honestidad, exigiendo cada vez que sea necesaria la intervención de los órganos de control y de la justicia.

Dentro de los ejes, también invitó al Congreso a discutir temas que forman parte de la agenda que viene: la Ley Convenio (de coparticipación federal) que adeudamos desde 1994, la Reforma Tributaria Integral, el Instituto de Calidad Educativa, el Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil, Justicia 2020, entre tantos.

Dentro de los compromisos también habló de la agenda por la equidad de género convocando a terminar con “los patrones culturales que naturalizan la agresión a la mujer “.

En materia de educación apeló a que los docentes tengan salarios dignos en todo el país, a la importancia de los operativos de evaluación y al rol de las Universidades como parte estratégica. El aumento en términos reales del presupuesto universitario es sin duda una buena noticia, sin embargo, no habrá revolución educativa sino apostamos a una inversión sostenida, previsible y en crecimiento del presupuesto educativo, que debiera darse junto a nueva ley de financiamiento educativo.

Recuperar la educación pública requerirá de trabajo sostenido en muchas direcciones y durante muchos años, pero también de una enorme habilidad para construir consensos sobre un tema tan estratégico como sensible.

Bienvenida también la referencia a la inversión pública y privada en Ciencia y Tecnología, aunque la coyuntura exige maridar con respuestas para el corto plazo.

El desarrollo de áreas estratégicas y el aprovechamiento del conjunto del sistema científico tecnológico es importante, pero debe darse junto a sus actores.

En materia ambiental, destacó los enormes pasos que dimos en energías renovables, el compromiso de duplicar las áreas desprotegidas y de Parques Nacionales, y una búsqueda equilibrada del desarrollo con el cuidado del ambiente.

El rebrote de la economía es una gran noticia. Pero necesitamos que eso llegue a la gente. El equilibrio en la relación Estado – Mercado y la inserción al mundo con resguardo de nuestras economías, serán parte de los desafíos que tendrá el gobierno. La competitividad real con el cuidado de nuestros trabajadores/as y el crecimiento con igualdad.

Un discurso sin ambición de epopeya pero si con visión de futuro, con metas creíbles y posibles. Una transformación de la cultura política cortoplacista que nos permita empezar a sembrar los sueños y anhelos que algún día esperamos ver crecer. Como dijo, “basta de que nos regalen el presente para robarnos el futuro”.

Un discurso, que no busca levantar masas y que evita la liturgia. Un discurso “con menos relato y más verdad”.

Hay mucho que mejorar, hay mucho que se ha hecho bien, pero sobre todas las cosas, hay un gran compromiso para que Argentina vuelva a crecer. Crecer federalmente, crecer con igualdad, crecer con sostenibilidad. Crecer para que los derechos no sean una cáscara vacía sino desarrollo humano y mejor calidad de vida para todos y cada uno de los argentinos.

(*) Diputada Nacional UCR Córdoba

 

Te puede interesar